Técnicos de la provincia y otros organismos participaron del primer módulo de un ciclo de capacitaciones sobre manejo regenerativo de pastizales, destinado a productores del departamento Aluminé y a técnicos extensionistas.

Dada la preocupación de instituciones y organizaciones de productores, que están repensando ante los eventos climáticos y la situación de los campos, en cómo se puede mejorar todo el sistema productivo para la producción del pastizal natural, una de las estrategias que se vislumbra desde el gobierno provincial es la formación y capacitación. En este sentido, se dictó el primer módulo de un ciclo de capacitaciones sobre manejo regenerativo de pastizales, destinado a productores del departamento Aluminé y a técnicos extensionistas.

Estas capacitaciones, que se darán en cuatro módulos de tres jornadas cada uno, cuentan con el financiamiento de la subsecretaría de Producción en sus dos primeras instancias. El objetivo del ciclo es proporcionar estrategias de manejo con visión sistémica, que consideran prácticas, no sólo para mejorar la eficiencia productiva sino además con el fin de revertir la  degradación de los sistemas y aportar herramientas que consideran como variable, el cambio climático.

El segundo encuentro se realizará en el mes de agosto, en tanto el tercero se prevé para el mes de noviembre. «Quienes participen recibirán una certificación como capacitadores en el manejo de la temática. «Dado que es un tema novedoso en el país, nos pareció importante dar apoyo a la iniciativa», agregó la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag.

«Esto tiene que ver con manejo regenerativo de los pastizales naturales, una planificación del ganado y además el tema de generativo tiene un efecto sobre cambio climático», explicó el co-fundador de Ovis 21, Ricardo Fenton. Amplió que «el nivel productivo recupera los pastizales y permite aumentar la facturación del productor con las ventajas para el medioambiente a nivel local. Asimismo agregó que a nivel global los pastizales del mundo son los sumideros de carbono más importantes que hay, posiblemente más importante que los bosques porque estos pueden concentrar más carbono por hectárea; pero hay muchísimas más hectáreas de pastizales que de bosques. Hoy a nivel mundial los pastizales están en el foco para ver cómo hacemos para combatir el cambio climático volviendo el carbono al suelo».

Detalló que esta primera instancia, de cuatro días, constituyó «un entrenamiento teórico práctico donde incluimos un plan de crecimiento, que es cuando el pasto está creciendo, y otro plan para la época de no crecimiento y ajustando los criterios en ambos casos».

«Tanto para los técnicos como para los productores es un cambio importante en la manera de trabajar la hacienda como herramienta para mejorar el pastizal y ubicarse como un productor de pasto y no como productor ovino o caprino, va a ser importante pensarse como productor de pasto que después obtiene sus recursos a través de la conversión en carne», señaló y adelantó que «luego viene la planificación financiera y la de la tierra donde van a terminar de tener las herramientas como para comenzar a implementarlo».