Se llevan adelante en Centros de Cuidados Infantiles de Zapala, a fin de que el personal conozca maniobras y formas de actuar ante determinadas situaciones.

Desde el sector de Capacitación de Recursos Humanos de la subsecretaría de Desarrollo Social continúan realizando actividades de formación destinadas a los Centros de Cuidados Infantiles (CCI) que dependen la subsecretaría de Familia, a cargo de Dora Okstein, con el objetivo de capacitar al personal respecto de maniobras y formas de actuar ante determinadas situaciones.

En ese sentido, ayer se dictó una capacitación en Zapala sobre reanimación cardio-pulmonar (RCP) y primeros auxilios y sobre el Plan de Contingencias.

Desde la dirección de Recursos Humanos y Seguridad e Higiene de la subsecretaría de Desarrollo Social, Daniel Zilli explicó que las actividades se enmarcan en la Ley N° 19587 de Seguridad e Higiene y la Ley N° 24557 de Riesgo de Trabajo.

“Como política de seguridad e higiene lo que estamos tratando de hacer es cuidar al personal. Esto es importante porque no es una cuestión menor conocer el lugar donde uno trabaja, saber dónde están las llaves de paso para cortar el gas, el agua, saber por dónde evacuar el edificio; así como también saber qué hacer ante alguna situación de emergencia con un compañero o uno de los niños”, mencionó.

A su vez, Zilli destacó el compromiso del personal de los centros y les planteó: “El cambio está en ustedes. Todas estas acciones de formación se realizan con la finalidad de que el equipo de trabajo de los Centros de Cuidados Infantiles conozca las distintas maniobras y las maneras de actuar y dar respuesta frente a posibles situaciones inesperadas o desastre”.

La primera capacitación fue sobre RCP y primeros auxilios para el personal del CCI Nidito de Ternura. La formación estuvo a cargo del personal de Docencia y Capacitación del hospital zonal Zapala. Luego de la instancia teórica, los presentes realizaron la práctica con muñecos.

Esta actividad se lleva adelante dentro del ejercicio de simulacro con evacuación total del edificio Nidito de Ternura, que se llevará a cabo a fines de octubre. Actualmente, se está evaluando qué situación de emergencia es la que se va a desatar dentro del centro, definiendo roles, y coordinando con los otros actores involucrados como el hospital, la policía, los bomberos, entre otros.

La segunda capacitación fue sobre el Plan de Contingencias en el CCI El Cangurito. Estuvo dictada por personal de la dirección Seguridad e Higiene subsecretaría de Desarrollo Social y participó personal del CCI, de los Hogares de Adultos y de la dirección provincial de coordinación técnica a niveles regionales y locales de Zapala.

Durante la charla se plantearon cuestiones generales sobre siniestro y evacuación; también se habló sobre la ubicación de extintores, botiquín, salidas de emergencias y delimitación de un punto de reunión para encontrarse y poder contabilizar el personal y los niños, y la evaluación para la evacuación del centro. Se entregó un manual del Plan de Contingencia que cada institución debe adecuar a su funcionamiento y a sus características.

Centros de Cuidados Infantiles (CCI)

Los CCI de la provincia dependen de la subsecretaría de Familia. Funcionan de 7.30 a 16, de lunes a viernes. Están pensados para una población infantil de 45 días y hasta los tres o, en algunos casos, hasta los cuatro años. Desayunan, almuerzan, se les da un refrigerio, y preparan alguna vianda.

Se brinda atención generalmente a hijos provenientes de familias de pocos recursos que no pueden pagar otros sistemas de cuidados, a mamás solteras y, en algunos casos, a población que tiene pedido de la justicia u otros programas y otras organizaciones que atienden familias y piden la incorporación a los centros, como también a chicos que están en hogares.

RCP

La RCP es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando la persona tiene un paro cardiorrespiratorio, es decir cuando ha dejado de respirar o el corazón ha cesado de palpitar. Esto puede suceder por varias razones.

Existen evidencias y estudios a nivel mundial que demuestran que cuando alguien sufre un paro cardiorrespiratorio y es atendido en forma precoz e inmediata con maniobras básicas de RCP, aumenta en forma considerable las posibilidades de sobrevida.