Cancelan deuda por intereses de adjudicatarios del Banco Hipotecario

junio 18, 2009

El ministro Jorge Tobares acordó con el Banco Hipotecario el pago de 7 millones de pesos en concepto de deuda por intereses, tras la salida del plan de convertibilidad cambiaria en 2001. Se evita de esta manera la continuación de demandas y embargos judiciales a más de 600 familias neuquinas.

Con la firma del ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares y del subsecretario de Vivienda, Herminio Balda, el gobierno provincial comprometió hoy el pago de los intereses de deuda de más de 600 adjudicatarios del Banco Hipotecario. Tobares señaló que el acuerdo “está dentro de las posibilidades financieras de la provincia” y que su instrumentación permitirá “llevar tranquilidad y seguridad a los neuquinos que por una acción judicial tenían en riesgo su vivienda”.

Los deudores hipotecarios habían sido afectados por el fin del modelo de convertibilidad cambiaria que rigió en nuestro país hasta 2001. Al triplicarse los montos a abonar, se dificultó el pago de las cuotas: de esta manera, comenzaron las demandas judiciales por falta de pago y el embargo de sueldos de los morosos.

El ministro expresó que el acuerdo “entra en vigencia a partir de agosto de 2009″, por lo que la provincia “pagará la mora existente hasta el mes de julio de este año, inclusive”. Destacó que además de “honrar los compromisos asumidos” ante el Banco Hipotecario, se frenan las demandas judiciales, se libera a los adjudicatarios neuquinos del registro de deudores morosos (Veraz) y “se reconduce el pago de los créditos a sus valores históricos”.

Tobares explicó que “si se hubiera seguido los pasos de la vía judicial, la deuda global alcanzaba los 30 millones de pesos” y que el gobierno provincial logró una quita considerable, ya que “se logró, finalmente, negociar un pago de 7 millones de pesos, que se hará en cuotas”.

El funcionario resaltó además que partir de agosto los beneficiados “continuarán pagando sus cuotas en el Banco Hipotecario al valor histórico acordado en su momento -que oscila entre los 180 y los 400 pesos- sin interés, como si no tuvieran mora”.