Si se detecta en sus etapas iniciales, el cáncer tiene un alto potencial de curación. En el caso del cáncer colorrectal, un test simple permite detectarlo y ampliar las posibilidades de tratamiento y curación.  

Hasta el 19 de febrero se realizará una Campaña de Sensibilización y Detección Temprana del Cáncer Colorrectal en distintos centros de salud y en el edificio de Salud del Centro Administrativo Ministerial (CAM). Este tipo de cáncer se desarrolla en el colon y el recto (intestino grueso) y afecta principalmente a mujeres y varones mayores de 50 años.

En el mes del cáncer se organizó esta campaña desde el área de Tumores de la dirección provincial de Atención Primaria de la Salud, porque el cáncer puede prevenirse, tratarse y curarse.

Durante estos días, los equipos de salud trabajarán en la visibilización de esta problemática, en la prevención mediante el control de los factores de riesgo (como el tabaquismo, el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad) y en la detección temprana, que se logra mediante controles de salud periódicos y la realización de estudios diagnósticos indicados para distintos grupos etarios.

Test

En el caso del cáncer colorrectal, el test de SOMF es una prueba muy sencilla que detecta sangre no observable a simple vista en la materia fecal. Está indicada para personas de 50 a 74 años que no tengan antecedentes ni sintomatología que pueda asociarse a problemas en el colon. Para su detección temprana es fundamental que las personas en esa franja etaria se lo realicen una vez al año.

Para su realización, el equipo de salud entrega el test con las instrucciones sobre su uso, luego cada persona toma la muestra de acuerdo a las indicaciones y lo entrega en los días siguientes para su análisis.

Con charlas en las oficinas del CAM, la campaña comenzó con la entrega de test de SOMF. A esta se suman los centros de salud de la ciudad de Neuquén, donde se puede consultar y solicitar el estudio en caso de que corresponda.

Los centros de salud son: San Lorenzo Norte (Cayastá 120 y Castelli), Villa Florencia (Intendente Mango 950), Villa María (avenida Olascoaga 1.110), Don Bosco (Aimogasta 1.238) y Nueva Esperanza (Catriel y República de Italia). También se suman las localidades de Tricao Malal, Las Ovejas y Barrancas.

Cabe resaltar que el cáncer colorrectal se puede prevenir porque se produce primero un pólipo (crecimiento anormal de las células) denominado adenoma, que puede crecer lentamente durante más de diez años y transformarse en cáncer si no se detecta y extirpa a tiempo.