Desde la subsecretaría de Derechos Humanos se realizaron gestiones a nivel nacional, con el fin de contribuir a mejorar los sistemas de alerta temprana ante el extravío de niñas, niños y adolescentes.

A los fines de patrocinar posibles casos de apropiación de menores como de optimizar el sistema de alerta temprano frente a la desaparición o extravío de niñas, niños y adolescentes, la subsecretaria de Derechos Humanos, Alicia Comelli, estuvo en Buenos Aires realizando distintas gestiones con funcionarios del gobierno nacional.

En el marco de una agenda de trabajo de diferentes temas vinculados a Derechos Humanos, la subsecretaria se reunió con la coordinadora nacional del Registro de Personas Extraviadas, Valeria Efron. La reunión, de la que también participaron los asesores legales de ambos organismos, tuvo como tema central la búsqueda de mecanismos que sirvan para mejorar los sistemas de alerta temprana frente al extravío o desaparición de menores.

“A partir de la aprobación de la ley nacional 25746 y en el ámbito provincial la ley 2705, conocida como ´Alerta Nati´, tenemos un marco jurídico que crea los dispositivos para una rápida búsqueda de personas extraviadas menores de 18 años. Sin embargo, es necesario articular los diferentes niveles de Estado (municipal, provincial y nacional) a los fines de que frente a estas situaciones, se pueda actuar de la forma más expeditiva por posibles casos de desaparición de menores en la provincia de Neuquén”, explicó la funcionaria provincial del ministerio de Ciudadanía.

Por otro lado, también se realizaron gestiones con la titular de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CONADI), Claudia Carlotto. Este organismo nacional, dependiente de la secretaría de Derechos Humanos de la Nación, tiene como objeto la intervención en toda situación en la que se vea vulnerado el derecho a la identidad de un menor de edad. Durante el encuentro, Comelli explicó que se están investigando en la provincia posibles casos de apropiación de niños tanto en las últimas dictaduras como en los primeros años de democracia, y que en tal sentido se quiere patrocinar y dar acompañamiento a las familias damnificadas.

Una vez finalizada la agenda de trabajo, Comelli explicó que “estas reuniones tienen el fin de preservar los derechos fundamentales de los niños y adolescentes. No sólo para que puedan gozar de su verdadera identidad sino para que el Estado, frente a situaciones de extravío o desaparición de menores pueda rápidamente disponer de todas las herramientas necesarias para la recuperación de estas personas”.