Autoridades del IPVU, del municipio y concejales de Neuquén capital entablaron una mesa de trabajo para avanzar en la regularización dominial de tres barrios de la ciudad.

Autoridades del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) recibieron la semana pasada al director general de Tierras de Neuquén Capital, Hipólito Muñoz, y a la concejala Isabel Monsa con el objetivo de realizar una mesa de trabajo con el fin de normalizar la situación catastral de más de 400 viviendas en tres barrios de la capital provincial.

El objetivo es avanzar en la regularización dominial de planes de viviendas. Esto permitirá que los beneficiarios de las soluciones habitacionales puedan acceder a las escrituras de los domicilios y que a su vez comiencen a cumplir con sus obligaciones tributarias.

En principio, se dialogó sobre la posibilidad de realizar las mensuras correspondientes en tres barrios de la capital provincial. Se detalló que los trabajos serían en las 82 viviendas del barrio Sapere, 38 viviendas del barrio Melipal y 352 del sector Peumayen del barrio Cuenca XV, totalizando 472 hogares.

El vicepresidente del IPVU, Ricardo Fernández, explicó que se trata de planes de viviendas construidos en terrenos de distinto dominio: provincial, municipal y privados. Agregó que con estas reuniones se busca avanzar en el traspaso de esos lotes al dominio del gobierno provincial para que luego se pueda normalizar la situación catastral de cada una.

Destacó que de esta manera se genera un doble beneficio. Por un lado, los adjudicatarios podrán acceder a las escrituras de sus viviendas, que es el único documento válido que otorga la propiedad de los inmuebles a los beneficiarios y, por otra parte, tendrá un impacto en las recaudaciones tributarias municipales, ya que los propietarios comenzarán a abonar sus impuestos.