Extienden sistema de trazabilidad y monitoreo de las temperaturas a más servicios, para así garantizar la calidad y la seguridad de los productos con los que se trabaja, como también así, de los vehículos en los que se realiza el traslado de los mismos. 

 

El sistema que permite controlar de manera unificada la cadena de frío en los establecimientos de salud de la provincia -y que comenzó a utilizarse en 2017-,  permite registrar las temperaturas en los niveles local y central simultáneamente, emite alertas y se puede acceder a los reportes a distancia.

La ministra de Salud, Andrea Peve, explicó que el Plan Provincial de Salud 2019-2023 «establece que las tecnologías de la información y la comunicación deben acompañar los grandes cambios en la forma de trabajar en salud, al mismo tiempo que orientar a construir soluciones integrales, lo que nos permite garantizar servicios para las personas y eficientizar la gestión».

Por su parte, Juan Cárdenas, director general de Red de Ingeniería Hospitalaria del ministerio, comentó que “muchos servicios como el Banco de Leche Humana del Neuquén, el Centro Regional de Hemoterapia, el Depósito Central y el Laboratorio Central requieren trazabilidad de la temperatura para garantizar la seguridad y calidad de los productos con los que trabajan”. Agregó que “a partir de las demandas de estos servicios vimos la posibilidad de tener otra cobertura”.

Se explicó además que está previsto una próxima etapa para incorporar a los servicios que se vinculan mediante redes a establecimientos que se encuentran utilizando el sistema –tal es el caso de la Red de Leche Humana o la Red de Hemoterapia– como así también a logística que estos utilizan, es decir incluir en el monitoreo también a los vehículos que realizan el traslado de esos productos.

El sistema centraliza el monitoreo y otorga nuevas herramientas a los usuarios en cada lugar. “Cada usuario tiene su perfil y ve sus equipos, las curvas de temperatura de los mismos y sus alarmas”, explicó Cárdenas y precisó que “al mismo tiempo, desde el área de Climatización de Ingeniería Hospitalaria se ven todos los equipos y se los monitorea”.

El pasado martes, en un aula del Edificio de Salud del CAM, el proveedor del sistema dictó una capacitación a referentes y jefes de servicios de que comenzaron a utilizar el sistema recientemente. Cárdenas indicó que “en este momento hay 18 equipos en monitoreo, los que pertenecen al Centro Regional de Hemoterapia, al Depósito Central, al Banco de Leche Humana y al hospital Castro Rendón, entre otras dependencias”.

El primero en implementarlo fue el Centro Regional de Hemoterapia y luego el Banco de Leche Humana. Más tarde fue el turno del Laboratorio Central y los últimos servicios en incorporarse fueron cinco sectores del hospital Castro Rendón y las cámaras de almacenamiento de vacunas del Depósito Central.

Antes la temperatura de las cámaras y heladeras era controlada de forma manual y alarmas se activaban cuando había sobre-temperatura. En ese momento se chequeaba y se asistía de manera puntual al lugar.