Se está instalando un alambrado de más de dos kilómetros para evitar el sobrepastoreo en 750 hectáreas de alta fragilidad.

El Área Natural Protegida Copahue realiza la construcción de un alambrado para delimitar en el terreno la zonificación del área y, de esa manera, lograr la conservación de 750 hectáreas de bosque nativo (ñirantales y bosque de araucaria).

Las tareas son financiadas a través de la Ley de Bosques Nativos y son parte de un trabajo conjunto entre el personal de la Unidad Ejecutora provincial, los Guardaparques, el equipo técnico de la dirección provincial de Áreas Naturales Protegidas y Recursos Faunísticos.

Hasta el momento se concluyó con un tendido de 2.100 metros lineales de alambrado destinados a evitar el sobrepastoreo en sectores de alta fragilidad. Cabe destacar que al no haber presencia de pobladores en dicha zona, se están observando en el corto plazo los primeros resultados del alcance de dichas acciones.

Para finalizar la primera etapa, se avanzará en la instalación de otros 1.800 metros líneas de alambrado.