Comenzaron en mayo y continuarán hasta septiembre. Están a cargo del Área Programa y el Comité de Control de Infecciones del hospital Heller.

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y sencillas de prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias. Bajo esta premisa, el hospital Horacio Heller de la ciudad de Neuquén retomó las charlas sobre higiene de manos en niños y niñas de los jardines de infantes pertenecientes al Área Programa del hospital.

El equipo, conformado por dos enfermeras y un agente sanitario, ofreció una charla el martes 20 de agosto para más de 20 niños y niñas de cuatro y cinco años del Jardín N° 42. Se repetirá para otros alumnos el próximo 27 de agosto en dicha institución.

El cronograma de charlas continuará en el Jardín de Infantes N° 32, donde está previsto llevar el mensaje del lavado de manos el 3 y el 10 de septiembre. Más tarde, el 17 y el 24 de septiembre se realizarán en el Jardín de Infantes 31.

El proyecto fue elaborado y puesto en marcha por el equipo del Área Programa y el Comité de Control de Infecciones del Heller. Las charlas y talleres comenzaron a desarrollarse en mayo de este año en distintos espacios para niños, niñas, adolescentes y adultos, pertenecientes al área programática.

La actividad tiene como objetivo promover el hábito del lavado de manos en la niñez, un tema clave tanto para el niño y la niña como para toda la familia, ya que ayuda a detener la propagación de gérmenes dañinos que causan enfermedades.

Además de fortalecer la importancia del lavado de manos como un hábito saludable en la prevención de enfermedades, el taller busca que los niños y adultos logren transmitir a su entorno más cercano lo aprendido.

Importancia del lavado de manos

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y sencillas de prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias.

Para que el lavado sea realmente efectivo, siempre se debe utilizar jabón. Si se usa adecuadamente, todos los jabones son igualmente efectivos para remover los gérmenes que causan enfermedades. Si no se cuenta con jabón, puede ser reemplazado eventualmente con alcohol en gel.

Es importante que se laven las manos antes y después de manipular alimentos o amamantar; antes de comer o beber y después de manipular basura o desperdicios; después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos; después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé.

También, luego de haber tocado objetos sucios, como dinero, llaves, pasamanos, etcétera; cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo y la escuela; después de haber estado en contacto con animales.

Esta sencilla práctica de higiene es el modo más efectivo de cuidar la salud personal y la de toda la familia.