En 2011 comenzó a desarrollarse en el hospital de Andacollo el programa Atención Odontológica Domiciliaria a Pacientes Postrados, que consiste en que el odontólogo visite en la vivienda a una persona que no puede asistir por su patología al Centro de Salud.

El ministerio de Salud informó que desde el hospital de Área Andacollo Dr. Antonio Gorni, se está realizando atención odontológica domiciliaria a nueve pacientes postrados que están bajo programa. De esta manera, se brinda mayor accesibilidad de los servicios de salud a la población.

En 2011 comenzó a desarrollarse en el hospital del norte neuquino el programa Atención Odontológica Domiciliaria a Pacientes Postrados, que consiste en que el odontólogo visite en la vivienda a una persona que no puede asistir por su patología al Centro de Salud.

Algunas patologías que poseen los pacientes son: Síndrome de Reye; secuela neurológica por Meningitis Haemophilus; ceguera de nacimiento; Mielomeningocele; parálisis cerebral y secuelas de accidente cerebrovascular (ACV).

Hernán Machado, odontólogo que trabaja desde 2007 en el hospital de Andacollo y lleva adelante este programa, dijo que “hoy visitamos en forma trimestral a nueve personas en sus domicilios. Tenemos pacientes de 9 años y pacientes seniles de cerca de 90 años”.

De los nueve pacientes que se asisten, dos pertenecen a Huinganco, uno de la zona rural y otro de la zona urbana. Además dentro del área programa se visitan hogares en Andacollo, Los Miches y Los Carrizos.

Para realizar la visita programada, se determina el día en el que se irá al domicilio. “Le avisamos dos días antes a la familia a qué hora vamos y respetamos el día y el horario, porque realmente la familia nos está esperando”, dijo Machado.

Asimismo recordó que “con un nene de 9 años no vidente comenzamos las visitas a domicilio, fuimos acompañados por una enfermera del puesto de salud de Los Miches y un profesor de gimnasia a la casa y le explicamos a la madre cómo se tenía que higienizar la boca el niño. Realmente estoy sorprendido gratamente de cómo fue avanzando. El nene está tan motivado, que si tuviésemos que hacer una intervención bajo anestesia en el hospital, él ya reconocería todo el instrumental”.

Para citar otro ejemplo de atención domiciliaria, Machado mencionó a “una paciente de 60 años que tiene retraso mental y se desplaza gateando, y a través de la visitas periódicas que hicimos en su domicilio determinamos un resto radicular con infección y le hicimos un tratamiento con antibióticos, y está programado hacerle una extracción en el hospital”.

En cuanto a la posibilidad de ampliar el programa, dijo que “estamos tratando de gestionar la adquisición de un equipo portátil, que no solo nos va a servir para la atención de pacientes postrados, sino que también va a servir para el área rural”, a lo que agregó “nuestro hospital es muy particular en ese sentido, atendemos muchos sectores rurales, en escuelas, lugares que no son fijos y en las postas sanitarias”.

El odontólogo también dijo que “estamos haciendo un relevamiento de los pacientes postrados. La idea es hacerlo extensivo a otras patologías y hacer un relevamiento de todo el norte neuquino, para ver cuántos pacientes hay en los otros hospitales, dependientes de Chos Malal y la Zona Sanitaria III, y evaluar la posibilidad de instrumentar el programa en toda zona”.

Destacó que “lo que estamos haciendo es muy chico, porque es a nivel local, pero vemos que está funcionando bien y que nos da acceso a ciertos lugares donde el hospital antes no tenía llegada. Incluso había casas que ni te abrían la puerta, y le encontramos la vuelta logrando mayor accesibilidad”.