Brigadistas neuquinos colaboran en la lucha contra incendios forestales

marzo 3, 2008

Equipos neuquinos y de Parques Nacionales trabajan para controlar el siniestro desatado en el parque Lanín, en inmediaciones del lago Lolog. El informe emitido hoy a las 10 destaca las tareas desplegadas en los flancos Este y Norte del cañadón León.

La provincia, a través del Sistema de Manejo del Fuego, continúa colaborando con la Administración Nacional de Parques, en el combate del foco de incendio que se registra desde la semana pasada en el sur del territorio neuquino. Unos 15 brigadistas por tierra, el avión de reconocimiento y el helicóptero constituyen hoy la ayuda que sigue prestando Neuquén al organismo nacional, a fin de controlar definitivamente el siniestro cerca del lago Lolog, en el parque nacional Lanín.

El parte de prensa de Parques Nacionales señala que “hoy lunes se incorporaron a los trabajos de combate del incendio forestal 12 brigadistas de los Parques Nacionales de la región cuyana, con lo cual ya son 83 los brigadistas y guardaparques actuando en la contención del fuego. Entre ellos se cuenta con la importante ayuda del personal del Sistema de Manejo del Fuego de la Provincia de Neuquén”.

“A las personas combatiendo el incendio -detalla- se debe agregar la disposición de los tres aviones hidrantes y de los helicópteros de la Dirección Provincial de Aviación de Neuquén, el contratado por el Plan Nacional de Manejo del Fuego y el que a su turno aportó la familia Roemmers”.

Además, debe considerarse el uso de las lanchas del Parque Nacional Lanín, la de Roemmers, la de Cristian Graff y la de Adolfo Ragussi, quienes aportaron las naves desinteresadamente, con el único fin de colaborar con el traslado de herramientas y el abastecimiento de insumos para los dos campamentos base organizados en el lugar.

El trabajo en la cabeza del incendio, que fue detenida a su entrada en el valle Auquinco, se realiza con herramientas manuales (motosierras, palas, machetes, pulasquis), con las cuales se construye una línea corta fuego, quitando el combustible vegetal del borde del quemado, en lo que se conoce como ataque directo.

Asimismo, se trabaja con motobombas de agua para lograr una franja de extinción de entre 10 y 15 metros en los flancos Este y Norte del perímetro del incendio, de modo que sea posible ir avanzando hacia el interior del quemado.

La misma función cumplen los aviones hidrantes, que dejan caer en cada disparo entre 2.300 y 3.100 litros de agua (dependiendo del modelo de avión), cada 25 minutos aproximadamente.

Vale recordar que el director provincial del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, dependiente del Ministerio de Desarrollo Territorial, Carlos Buzzo, informó oportunamente que debido a un pedido expreso de Parques Nacionales y en virtud que no corresponde a una reserva provincial, Neuquén recibió el pedido de Nación y designó en consecuencia, a más 150 brigadistas para que colaboren en el combate del fuego dentro del parque nacional Lanín.

Además, prestó el avión perteneciente al Estado neuquino para patrullar con sobrevuelos la zona afectada, junto al helicóptero para hacer los traslados.