Beneficiarios de la tarjeta Crecer recibieron más de tres millones de pesos durante 2009

marzo 4, 2010

En ocho municipios se utilizó durante el año pasado la tarjeta magnética alimentaria, que reemplaza al módulo de víveres secos en Neuquén, Centenario, Plaza Huincul, Cutral Co, Rincón de los Sauces, Zapala, Chos Malal y San Martín de los Andes. Los fondos son provinciales y nacionales.

Usuarios de la tarjeta alimentaria Crecer, perteneciente al Programa de Prestaciones Alimentarias del ministerio de Desarrollo Social, recibieron más de tres millones de pesos durante 2009. La prestación alimentaria reemplaza al módulo de víveres secos en ocho localidades y permite a las familias disponer de un fondo para la compra de alimentos con una tarjeta magnética.

La iniciativa se implementa en las ciudades de Neuquén, Centenario, Plaza Huincul, Cutral Co, Rincón de los Sauces, Zapala, Chos Malal y San Martín de los Andes, por un convenio entre el ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la cartera social provincial. Como parte del acuerdo, bajo la misma modalidad se incluyeron las personas celíacas con biopsia de esas ocho localidades.

Durante el año pasado se acreditaron 2.312.719 pesos a las familias beneficiarias, de los cuales 964.449 pesos fueron aportados por la provincia y 1.348.270 pesos por Nación. Los titulares de las tarjetas fueron 19.261. En la modalidad para personas celíacas se aportaron 6.200 pesos, de los cuales 1.860 corresponden a la provincia y 4.340 a Nación.

En las localidades donde hay beneficiarios que poseen la tarjeta Crecer se realizó en diciembre un depósito con fondos provinciales denominado Complemento Navideño. La ayuda, de cincuenta pesos por titular, demandó una inversión de 963.050 pesos y llegó a 19.261 familias.

El objetivo de la tarjeta Crecer es mejorar el acceso de una alimentación nutricionalmente equilibrada, variada y saludable a través de la compra de alimentos según las recomendaciones de las Guías Alimentarias para la población argentina. Así consta en el apartado correspondiente al ministerio de Desarrollo Social del informe que presentó el lunes el gobernador Jorge Sapag en la Legislatura.

Por otra parte, en los municipios en los cuales no se implementó la tarjeta Crecer y en las áreas rurales de la provincia se distribuyen en forma periódica módulos de víveres secos. Estos consisten en un conjunto de alimentos no perecederos y están destinados en forma prioritaria a hogares donde el acceso a los alimentos es difícil o que están en situaciones de emergencia.