Balance positivo para la tarea de remediación en Villa La Angostura

diciembre 22, 2011

Se trata de la tarea de remediación realizada en la localidad para revertir las consecuencias de la erupción del volcán Puyehue-Cordón Caulle. El ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos de la provincia, Guillermo Coco, afirmó que la localidad “está en condiciones para recibir al turismo”.

El ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos de la provincia, Guillermo Coco calificó hoy como “muy positivo” el balance de la tarea de remediación realizada en la localidad para revertir las consecuencias de la erupción del volcán Puyehue-Cordón Caulle; y destacó la ejecución de obras como la adecuación de la toma de agua del Correntoso y el acueducto de impulsión en Puerto Manzano, que, aseguró, “mejorarán el suministro de agua” a la población.

El ministro formuló éstas declaraciones en el marco de una visita a la localidad cordillerana en el día de hoy. Coco, además, realizó un balance “muy positivo de los resultados de la remediación” y dijo que la localidad “está en condiciones para recibir al turismo”. También aseguró que las obras de saneamiento en ejecución “mejorarán el suministro de agua”.

La Unidad Ejecutora para la Remediación de Villa La Angostura, dependiente de la cartera que encabeza Coco, desplegó en los últimos meses una intensa actividad que incluyó el retiro de arena y ceniza volcánica del ejido urbano y circuitos turísticos de la localidad, además de obras eléctricas y de saneamiento para reparar y optimizar esos servicios públicos, también afectados por la erupción volcánica.

“El objetivo para nosotros está prácticamente cumplido; llegamos a la temporada estival con el casco urbano en condiciones para recibir al turismo, y con las obras en marcha para asegurar el funcionamiento de los servicios públicos”, precisó Coco.

El ministro realizó este balance tras realizar hoy, aquí, una recorrida por diversos barrios, escuelas y puntos de atracción turística en los cuales trabajó la Unidad Ejecutora, además de los sitios de acopio y las obras de saneamiento. “Se limpió el casco urbano en más de un 80 por ciento, e incluso en algunos puntos ya se completó al 100 por ciento”, explicó.

Señaló que se retiraron más de 750 mil metros cúbicos de arena, a un promedio de 35 mil semanales. Para ello, se afectan 86 unidades de maquinaria –entre camiones, bateas, máquinas cargadoras, palas, minicargadoras, retropalas y volcadores. Se suman a estos equipos 10 cuadrillas manuales, que se distribuyen entre los barrios, bicisendas, circuitos turísticos y camino al puerto.

El ministro expreso que “todos los días estamos cambiándole la cara a la localidad, y estos cambios son visibles” y señaló que para esta acción se dispuso un presupuesto de 50 millones de pesos, que incluye aportes nacionales y provinciales; y la contratación de mano de obra, maquinarias y equipamiento local. En el diseño del plan de remediación se consultó a la Unión de Constructores de la localidad, a las cámaras empresarias y al municipio.

Entre otras tareas a cargo de la Unidad Ejecutora, Coco mencionó el rescate de truchas en la laguna formada en la ex cantera, en inmediaciones del río Bonito; la limpieza de establecimientos educativos; el mantenimiento, enripiado y riego de calles –se dispusieron 9 camiones regadores distribuidos en los barrios de la localidad-; la limpieza de arroyos, para evitar inundaciones o aludes que afecten a las poblaciones ribereñas.

Recordó que también se finalizó la limpieza y remediación en Villa Traful, retirándose del ejido urbano más de 25 mil metros cúbicos de material volcánico.

Respecto de las obras de agua potable, precisó que en la adecuación de la obra de toma sobre el lago Correntoso se realizó un “by pass” que permite que la instalación existente pueda bombear 250 mil litros por hora.

En Puerto Manzano, la Unidad Ejecutora realiza una toma de tipo embalse y un acueducto a gravedad de 900 metros de longitud, que asegura la no interrupción del suministro. En los próximos días se comenzará la obra definitiva, que incluye un bombeo sobre el lago Nahuel Huapi y un acueducto de impulsión hasta la toma actual, que permitirá suministrar 70 mil litros por hora a los vecinos del lugar.