Se están construyendo plantas de almacenaje de gas licuado de petróleo en tres localidades del Norte neuquino. Además, se duplicará la capacidad de las instalaciones existentes en Loncopué y Aluminé.

El ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola, destacó el avance de las nuevas plantas para distribuir gas en cinco localidades neuquinas abastecidas por Hidrocarburos del Neuquén SA (Hidenesa). Las obras se ejecutan con financiamiento conjunto entre los gobiernos nacional y provincial, y demandan una inversión que supera los cien millones de pesos.

Se trata de la duplicación de la capacidad de almacenamiento de gas licuado de petróleo (GLP) en Loncopué y Aluminé; y de la construcción de tres nuevas plantas de almacenamiento en Varvarco-Invernada Vieja, Los Miches y Manzano Amargo. De esta forma, serán 25 en total las localidades de la provincia abastecidas por la empresa estatal.

El ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, Alejandro Nicola, destacó el avance de las nuevas plantas para distribuir gas en cinco localidades neuquinas.

“En Loncopué y Aluminé se utiliza el sistema de GLP, por tratarse de lugares en los cuales no hay cercanía de gasoductos. Entonces, el gas es transportado líquido en camiones, se lo regasifica en las plantas y se lo distribuye en las redes”, explicó Nicola.

“En esta época del año las plantas actuales de ambas localidades tienen colmada su capacidad de prestar el servicio. Por otro lado, cuando hay alto consumo por el frío se agrega que las condiciones climáticas también son difíciles, lo que dificulta el traslado en camiones. Por esa razón en ambas ciudades estamos construyendo dos plantas que duplicarán la capacidad de abastecimiento”, detalló.

En el Norte

En Varvarco-Invernada Vieja, Manzano Amargo y Los Miches se están construyendo las nuevas plantas de almacenaje y distribución de gas. “Ya se hicieron las tres redes de distribución en un trabajo conjunto entre Hidenesa y los municipios. Es una inversión muy importante que nos permitirá llegar con un servicio esencial”, destacó el funcionario, quien se mostró confiado en terminar las tres obras “en los próximos 60 días”.

Las obras se ejecutan con financiamiento conjunto entre los gobiernos nacional y provincial, y demandan una inversión que supera los cien millones de pesos.