Autoridades provinciales y municipales de Neuquén y Río Negro desarrollan un plan conjunto que abarca diferentes acciones, como una campaña pública masiva, y el programa “Nocturnidad Segura”, que busca armonizar medidas en los diferentes municipios de la región.

Autoridades de Neuquén y Río Negro se reunieron en Villa El Chocón para avanzar en el Plan Único de Abordaje Integral de las Adicciones y los Consumos Problemáticos. Los funcionarios avanzaron en herramientas de relevamiento del Observatorio Regional, se acordaron acciones conjuntas como el diseño y ejecución de una campaña pública de concientización y prevención, y la implementación del programa “Nocturnidad Segura” en los municipios del área metropolitana del Alto Valle y la Confluencia.

El ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido, sostuvo que “la asistencia de los intendentes a esta jornada de trabajo revalora el espacio y el compromiso de todos”. Respecto de las acciones acordadas, señaló que el objetivo es “llegar a todos los ámbitos sociales y a cada uno de los habitantes de ambas provincias”.  Su par de Río Negro, Luis Di Giácomo, destacó la multiplicidad de acciones emprendidas a fin de brindar seguridad y bienestar a los ciudadanos.

Por su parte, el ministro de Ciudadanía, Gustavo Alcaraz, destacó los avances desarrollados hasta el momento, las propuestas concretas y el compromiso de los sectores involucrados. “Esto es un proceso que vamos construyendo en función de la prevención del riesgo en la noche”, expresó.

Sobre la campaña de comunicación pública se acordó no sólo unificar criterios en su diseño, sino que además ambos gobiernos garanticen los espacios publicitarios y en la vía pública. Los equipos técnicos de cada gobierno definirán los detalles en 10 días para presentar públicamente la campaña y lanzarla.

Gustavo Alcaraz, destacó los avances desarrollados hasta el momento, las propuestas concretas y el compromiso de los sectores involucrados.

Con el programa “Nocturnidad Segura”, se proponen estrategias de prevención basadas en la armonización normativa entre los distintos municipios, con medidas como prohibir el ingreso de menores de edad a boliches; regular edades y horarios en matinés; obligación de inscripción de boliches, bares y/o salones bailables en registros; establecer el fin de la venta de alcohol a las 5 de la mañana y el cierre definitivo de los locales a las 6; y la creación de espacios de prevención y contención con equipos interdisciplinarios, entre otras acciones.

Paralelamente a estas acciones, el gobierno neuquino trabajará en el nuevo Código de Convivencia Ciudadana de la provincia del Neuquén en la lucha contra el alcohol y consumos problemáticos. Se trabajará en tres puntos principales: la prohibición del expendio de alcohol en domicilios particulares; analizar las propuestas de alcohol cero al volante y trabajar en normativa de unificación en municipios linderos.

La jornada de trabajo contó con la asistencia de representantes de la Sedronar, quienes expusieron sobre las políticas públicas implementadas desde Nación en la materia, y hubo instancias de intercambio de experiencias y acciones instrumentadas por los municipios.

Participaron los ministros Gaido y Alcaraz, los subsecretarios de Gobierno y Justicia, Juan Pablo Prezzoli, de Derechos Humanos, Alicia Comelli, de Seguridad, Gustavo Pereyra y el jefe de la Policía Provincial, Adolfo Liria. Por Río Negro estuvieron presentes el ministro Di Giácomo y la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia del ministerio de Desarrollo Social, Viviana Pereira.

En cuanto a los municipios neuquinos, participaron los intendentes o funcionarios de Villa El Chocón, Rincón de los Sauces, Añelo, San Patricio del Chañar, Centenario, Plottier y Neuquén; y de Río Negro participaron representantes de Catriel, Cipolletti y Cinco Saltos.

Cabe recordar que el Observatorio Regional es una herramienta como parte de las políticas contra las adicciones y tendrá como objetivo crear el Plan Único de Abordaje y Prevención de Adicciones; generar información relevante que sustente y acompañe acciones preventivas y elaborar un protocolo regional de abordaje unificado.

Sobre la campaña de comunicación pública se acordó no sólo unificar criterios en su diseño, sino que además ambos gobiernos garanticen los espacios publicitarios y en la vía pública.