Avanza la obra de repavimentación de la ruta provincial 17

abril 16, 2012

Demanda una inversión de 80 millones de pesos. Es priorizada dentro del plan de obras viales provincial que ejecuta el ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos.

Con un notable avance de obra continúa la repavimentación y reacondicionamiento de la ruta provincial 17, en el tramo que une a las localidades de Picún Leufú y Añelo. La obra es de vital importancia para la interconexión provincial -particularmente entre el norte y el sur- y demanda una inversión de 80 millones de pesos.

Desde el ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos se precisó que hasta el momento suman 10 kilómetros ejecutados de carpeta asfáltica en el tramo Picún Leufú-Plaza Huincul, y 25 kilómetros de microaglomerado en el tramo Plaza Huincul-Añelo. Los trabajos se iniciaron el año pasado.

“Esta obra presentó un notable avance en el último trimestre, y es priorizada por el gobierno provincial considerando los beneficios que brindará a la población y a las economías de las localidades involucradas”, señaló el ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo Coco.

Explicó que se encuentra conectada con las rutas nacionales 22 y 237, así como con la ruta provincial 7, que une esa zona con el norte neuquino. “Su repavimentación permitirá contar con una vía totalmente pavimentada desde el sur hacia el norte neuquino”, señaló.

La dirección provincial de Vialidad (DPV) es el organismo a cargo de la supervisión técnica de la obra y los trabajos son realizados por la UTE Rovella Carranza y RJ Ingeniería. La obra consiste en la reconstrucción de 35 kilómetros pertenecientes al tramo Plaza Huincul-Picún Leufú, donde se está realizando mejoramiento de la subrasante, base de 20 centímetros de espesor y sobre ella carpeta de concreto asfáltico de 5 centímetros. En los restantes 40 kilómetros del tramo se está ejecutando la rehabilitación de la superficie con microaglomerado de 0,6 y 1,2 centímetros, realizando previamente bacheos y sellados de fisura.

Como dato llamativo de esta obra, se indicó la utilización de una maquinaria vial no muy usual en construcciones de caminos, denominada reclamadora. Ésta permite la recuperación y homogeneización del material nuevo a incorporar en la subrasante y el viejo material existente.

El coordinador técnico de la DPV, Rubén Fernández Seppi, explicó que esta ruta “estaba provista de un tratamiento asfáltico doble, que el tiempo y el uso fueron deteriorando llevándola a las condiciones que presenta actualmente. Por lo tanto, lo que se intenta hacer es una recuperación de lo ya existente, mejoramiento y reconstrucción en los tramos necesarios para aumentar sus condiciones de transitabilidad”.

El siguiente tramo, entre Plaza Huincul y Añelo, está conformado por 80 kilómetros de ruta pavimentada con una antigüedad de 25 años y claros indicios de deterioro por el paso del tiempo y el uso, registrando uno de los índices de tránsito más altos de la provincia. En este sector se realizan bacheos, sellado de fisuras y rejuvenecimiento de la superficie a través de microaglomerado.

Una vez finalizadas todas las obras de mejoras se ejecutará la señalización horizontal y vertical.