Los trabajos para la ejecución de la segunda etapa demandarán una inversión de 14 millones de pesos.

Esta tarde autoridades del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), acompañadas por parceleros de la Asociación de Fomento Rural Nuevos Parceleros-Plan Arraigo, recorrerán la zona en la que se realizará la segunda etapa de la obra de agua potable entre las mesetas de Centenario y Vista Alegre.

La semana pasada se conocieron los recursos económicos a través de los cuales el gobierno provincial, a través del EPAS, pondrá en marcha la segunda etapa de la obra que posibilitará ejecutar la provisión de agua para los parceleros.

Los trabajos demandarán una inversión de 14 millones de pesos, que serán financiados por la firma Petrobras Argentina SA, mediante una acción de Responsabilidad Social Empresaria.

La primera parte consistió en la instalación de 1.450 metros de cañerías de PVC de 250 milímetros de diámetro, lo que demandó una inversión inicial de 3.082.385 pesos en febrero de este año.

Técnicamente esta segunda etapa consiste en la vinculación de la salida de la cisterna de la segunda meseta de Centenario con el acueducto ya emplazado. Los trabajos contemplan la colocación de 3.520 metros de cañerías de PVC de 315 milímetros de diámetro y el emplazamiento de un cargadero de agua en el extremo del acueducto construido en acero de 4 milímetros de diámetro, que posibilitará la llegada de agua a la zona de las parcelas.

La ejecución de esta obra, que llevará adelante el EPAS, permitirá instalar la infraestructura necesaria para mejorar significativamente la provisión de agua potable, beneficiando no sólo a las 200 familias radicadas en el lugar, sino también a más de 6.300 habitantes de la ciudad de Centenario.