Con una inversión cercana a los 120 millones de pesos, los trabajos permitirán llevar la capacidad de internación a 109 camas e integrar nuevos servicios, como terapia intensiva.

Continúa la ejecución de las obras de ampliación y remodelación del hospital de Zapala, que permitirán resolver localmente la mayoría de los problemas de salud de medio y alto riesgo de la población de su área programa. Las tareas cuentan con un avance estimado del 20 por ciento.

En la actualidad, el hospital de Zapala es de complejidad VI básica con terapia intermedia y tres quirófanos, dos salas de parto, 46 camas y una superficie de 4.258 metros cuadrados. Cuando concluyan las obras tendrá terapia intensiva, tres quirófanos, dos salas de parto, internación con 109 camas, 7.000 metros cuadrados y complejidad VI especializada.

Las tareas forman parte de un plan de obras hospitalarias acordadas oportunamente por el gobernador Omar Gutiérrez con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio. En esa ocasión, se estableció la ejecución de las ampliaciones de los hospitales de Zapala y Rincón de los Sauces y la construcción de la segunda etapa del establecimiento de San Martín de los Andes.

La ampliación permitirá resolver localmente la mayoría de los problemas de salud de medio y alto riesgo de la población de su área programa.

Ante algunos inconvenientes en el envío de fondos desde el gobierno nacional, el mes pasado el gobernador firmó el decreto 1481/18, a través del cual se garantiza la continuidad de las obras de ampliación y remodelación en el hospital de Rincón de los Sauces, complejidad IV; la segunda etapa del nuevo hospital Doctor Ramón Carrillo de San Martín de los Andes, complejidad VI; y la ampliación y remodelación en el hospital Doctor Jorge Juan Pose de Zapala, complejidad VI.

Gutiérrez destacó que “solicitaremos los fondos que el gobierno nacional nos tiene que dar, pero mientras tanto pondremos los recursos para darles continuidad y finalización a las obras”.

“Neuquén es desarrollo e inversión, no es ajuste”, dijo el mandatario provincial y agregó que “tenemos la firme decisión de garantizar la ejecución de obras que brindan calidad de vida a los neuquinos”.

La ampliación permitirá resolver localmente la mayoría de los problemas de salud de medio y alto riesgo de la población de su área programa. A su vez, recibirá pacientes críticos de los efectores de las zonas sanitarias adyacentes, a los que se les podrá dar respuesta o trasladar desde allí hacia la ciudad de Neuquén.

La edificación contempla un único bloque constructivo de planta baja y dos niveles, que se vinculará con los edificios existentes a través de una nueva jerarquización de circulaciones horizontales y verticales. Habrá un nuevo ingreso por la calle Mayor Torres, que articulará las áreas de consultorios externos y habitaciones de internación, nuevas circulaciones y pasillos técnicos.

El conjunto proyectado completará los servicios existentes en las áreas de internación general con la dotación de nuevas camas con concepto sanatorial y sectores de aislamiento; y ambulatoria, con las especialidades de medicina general, clínica médica, tocoginecología, pediatría, cirugía general, traumatología, oftalmología, salud psicosocial, odontología, farmacia, kinesiología, fonoaudiología y nutrición.

También contará con servicios complementarios como laboratorio de nivel L2, radiología simple y contrastada, ecografía con doppler, mamografía y endoscopía digestiva alta y baja.

Sistema constructivo

El sistema constructivo es el tradicional, húmedo conformado estructuralmente a nivel de fundación por bases aisladas, vigas de fundación para sostenimiento de muros, vigas de arriostre y refuerzos bajo tabiques.

En el sector núcleo de escaleras y ascensor se han previsto zapatas para distribuir mejor las cargas de los muros de hormigón armado. Para transmitir las cargas verticales se proyectó un sistema sismo resistente conformado por columnas, tabiques, vigas de carga y losas de hormigón armado.

Partiendo de la premisa de garantizar el suministro eléctrico para el consumo general aún bajo condiciones de fallas de la distribuidora, se diseñó la instalación eléctrica con fuentes alternativas para cubrir eventualidades.

Además, se realizarán dos nuevas conexiones a red sobre avenida San Martín y Luis Monti, y se ejecutarán las cámaras sépticas proyectadas por exigencia municipal. Además, se instalará un sistema central de refrigeración y calefacción. Los equipos de tratamiento de aire contarán con sus correspondientes sistemas filtrados de aire y humidificación de acuerdo con las necesidades de los ambientes.

Al modificarse las superficies, las distancias y las alturas de piso construidas, las necesidades de reserva, caudal y presión de agua para extinción de incendio aumentaron considerablemente, por lo que se desvinculará el sistema existente de reserva de agua y bombas de presión de incendio y se incorporarán nuevos tanques de reserva y un nuevo equipamiento integral de bombeo con mayor capacidad.

Con una inversión cercana a los 120 millones de pesos, los trabajos permitirán llevar la capacidad de internación a 109 camas e integrar nuevos servicios, como terapia intensiva.