Autoridades del EPAS explicaron el estado del proyecto.

El presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento, Mauro Millán recibió este mediodía a los representantes de los parceleros del Plan Arraigo de Centenario, para ajustar detalles sobre el proyecto ejecutivo correspondiente a la tercera etapa de la obra de agua potable para el sector.

Millán presentó el proyecto que esta semana se enviará al Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) para la revisión técnica y la gestión del financiamiento. El mismo consiste en la ejecución de la tercera etapa, que contempla el tendido de 38 kilómetros de redes de distribución y la construcción de un tanque de reserva en las parcelas, lo que representa una inversión de 64 millones de pesos.

Asimismo, se realizó una evaluación conjunta sobre el funcionamiento de la primera y segunda etapa de las obras realizadas, que culminaron días atrás con la puesta en servicio de un cargadero de agua potable en las parcelas. Estas obras, valuadas en 19 millones de pesos, posibilitaron realizar el tendido de más de 5 kilómetros de cañería de gran diámetro, para garantizar la dotación de agua potable al sector.

Luego del encuentro, Millán resaltó: “Es muy importante el esfuerzo que se está realizado en forma conjunta con los parceleros y el gobierno provincial a través del EPAS, para arribar a la situación que hoy tenemos en el sector. Recordemos que hasta hace unos días no se contaba con la disponibilidad de agua potable en las parcelas, un servicio que es esencial para el establecimiento de las familias y que permitirá la consolidación de este sector tanto para vivienda como para continuar desarrollando las tareas productivas propias del sector».