Con un avance cercano al 90 por ciento y un presupuesto de más de 4,3 millones de pesos, continúan las tareas de remodelación en el establecimiento sanitario capitalino para la instalación definitiva del nuevo angiógrafo.

Las tareas de remodelación en el hospital Castro Rendón de la ciudad de Neuquén para la instalación definitiva del nuevo angiógrafo cuentan con un avance del 87,89 por ciento y un presupuesto de 4.337.242 pesos.

La obra comprende la remodelación y terminación de un sector de 110 metros cuadrados de superficie cubierta y una circulación externa de conexión de 53 metros cuadrados. El sector sobre el que se realiza la intervención cuenta con estructura portante y servicios.

El angiógrafo es un aparato de rayos X que permite obtener imágenes en tiempo real de lo que sucede en el sistema vascular. Además, las imágenes permiten realizar procedimientos terapéuticos para corregir algunas obstrucciones a nivel endovascular. Es decir, se interviene por dentro de la misma arteria implantando prótesis o insertando balones de dilatación que recuperan el flujo de la arteria obstruida.

A efectos de poder completar la altura necesaria para alojar el angiógrafo, se demolieron los contrapisos y carpetas existentes de manera de mantener las cotas en las distancias correspondientes. El sistema constructivo es seco, con placas de roca de yeso tipo durlock y aislación de lana de vidrio no menor a 50 milímetros. Cada tabique, de los cuatro que conformarán las caras de la sala, llevarán en su interior una lámina de plomo según plano y cálculo.

La obra incluye nuevos sanitarios en los que se colocarán pisos cerámicos y en los pasillos mosaico granítico compacto. La carpintería (aberturas, marcos y cerramientos) se realizarán en aluminio y el cielorraso será del tipo suspendido con junta tomada a 2,7 metros de altura. Como soporte del angiógrafo se utilizarán perfiles de acero tipo doble t.

La instalación eléctrica tendrá su acometida propia observándose las características técnicas de la empresa instaladora del equipo. La obra contempla además la instalación de gases médicos, red de datos y voz, saneamiento y seguridad contra incendios.

La obra comprende la remodelación y terminación de un sector de 110 metros cuadrados de superficie cubierta y una circulación externa de conexión de 53 metros cuadrados.