El Ecosistema de Integrabilidad de Neuquén es una política informática provincial creada hace más de una década. Su objetivo es lograr que todo organismo público que sea fuente auténtica de algún dato pueda proveerlo a otros que lo requieran, en lugar de solicitárselo a la persona que realiza el trámite.

La secretaría de Modernización, dependiente del ministerio de Gobierno y Seguridad, avanza en el diseño de una norma IRAM para su Ecosistema de Integrabilidad, con el objetivo de poder compartir y replicar este caso de éxito a Nación y a otras provincias. Inspirado en el modelo de Estonia, este sistema consiguió que el ciudadano deje de ser un “cadete del Estado”, evitando que tenga que buscar diferente documentación en distintos organismos a la hora de hacer un trámite.

El Ecosistema de Integrabilidad de Neuquén es una política informática provincial creada hace más de una década, que tiene por objetivo lograr que todo aquel organismo público que sea fuente auténtica de algún dato pueda proveerlo a otros organismos que lo requieran, en lugar de solicitárselo a la persona que realiza el trámite. Este sistema innovador de intercambio de datos permite la provisión de información correcta, completa, vigente y segura, y evita la duplicación de datos, fotocopias y eternas colas.

Hasta ahora, para definir los parámetros que había que manejar para que todo fluyera sin inconvenientes, el Ecosistema de Integrabilidad de la provincia de Neuquén se regía bajo un Referencial IRAM N°14, que marcaba las características y los requisitos que los organismos debían cumplir para poder compartir y utilizar datos entre sí. A partir del interés que despertó este modelo en las asambleas del Consejo Federal de la Función Pública (Cofefup), donde La Pampa, Catamarca y Río Negro empezaron a verlo como una opción viable para el desarrollo propio, la secretaría de Modernización comenzó a trabajar en conjunto con otras provincias en una Norma IRAM que permita implementarlo a nivel federal.

Con este objetivo, hoy ya se trabaja en conjunto con otras provincias e IRAM en reuniones específicas para la confección de la norma, tomando como base el modelo neuquino, el modelo de interoperabilidad europeo, el modelo de Estonia y el modelo de Colombia: “La gente de IRAM dice que son las primeras reuniones donde participa tanta gente interesada en desarrollar una norma”, dijo el coordinador técnico de la secretaría de Modernización, Rodolfo González Brown.

Según los tiempos previstos, se calcula que el bosquejo final de la norma estará listo para noviembre de este año, y que luego será presentado a la ciudadanía para que dé su opinión.

“Nación ya decidió que instalará servidores para que podamos empezar a compartir información entre las provincias y nación, siempre copiando el modelo que Neuquén está desarrollando”, concluyó González Brown.