Los municipios se comprometieron a saldar la deuda que mantienen con el EPAS. En tanto, el organismo provincial destinará esos fondos a obras para mejorar el servicio en ambas localidades. Además, se anticipó que el gobierno provincial declarará la emergencia hídrica en diversas zonas, para lo cual se invertirán en obras unos 6,5 millones de pesos.

El Entre Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) informó que los municipios de Cutral Co y Plaza Huincul iniciarán el pago de la deuda que mantienen con el organismo, en tanto éste se compromete a destinar esos fondos a obras que permitan el mejoramiento del servicio en ambas localidades.

Asimismo, y en el marco de la emergencia hídrica que declarará el gobierno provincial en diversas zonas del territorio neuquino y para la cual asignará una partida de 6,5 millones de pesos, el EPAS anunció que un total de 1,2 millones se destinará a mitigar el impacto que tendrá la sequía en el abastecimiento de agua en la comarca petrolera, con obras de reparación de unidades filtrantes, reforma del sistema de entrega, compra de equipamientos y repuestos críticos, entre otras.

El presidente del EPAS, Víctor Marecos, precisó además que se encuentra avanzado un convenio que el organismo rubricará próximamente junto con los municipios, en el cual se acuerda la creación de un ente autárquico intermunicipal de servicios de agua y saneamiento. Éste tendrá a su cargo, entre otros servicios, la distribución de agua potable y la colección de desagües cloacales en ambas ciudades.

Una vez creado el ente, indicó, se procederá a la firma de un contrato de provisión de servicios entre el EPAS y el nuevo organismo, estableciéndose que el EPAS se encargará de producir y entregar el agua en bloque, siendo responsabilidad del nuevo ente el servicio de distribución y el correspondiente cobro a los usuarios.

En el mismo acuerdo, los municipios se comprometen a aportar al EPAS, ya sea en efectivo o en especie, la suma de 2 millones de pesos, a razón de un 50 por ciento cada municipio. El EPAS, a su vez, asignará el monto recibido, en su totalidad, a obras de infraestructura o reparaciones mayores del sistema Buena Esperanza.

Este aporte de 2 millones de pesos se considerará como pago a cuenta de la deuda que ambos municipios mantienen con el EPAS.

El citado convenio, que se prevé firmar próximamente, establece el compromiso de las partes de estudiar alternativas y proponer proyectos que aseguren la provisión de agua necesaria para los municipios, entre ellos la operación del sistema Los Barreales.

En el acuerdo se contempla también el tratamiento del reclamo de deuda que -por la provisión de agua potable en bloque y operación de la planta de tratamiento Las Lagunas- reclama el EPAS a los municipios a través de la Fiscalía de Estado; y se fija “un precio justo y razonable por metro cúbico, que refleje las cuestiones económicas y sociales del sistema de tratamiento de efluentes cloacales denominado Las Lagunas, de Plaza Huincul”.

Por otra parte, los municipios se comprometen a crear -en un plazo no mayor de 90 días tras la firma del convenio- el Ente Autárquico Intermunicipal de Servicios de Agua y Saneamiento, así como a dictar el marco regulatorio de agua y saneamiento y suscribir el contrato de concesión con el nuevo ente, que se constituirá en el titular de esa concesión.

El EPAS, en tanto, asume la asistencia técnica y administrativa del nuevo ente en todo lo concerniente a agua y saneamiento. Los municipios también se comprometen a gestionar la financiación para la construcción de una nueva planta potabilizadora en la comarca, con una capacidad de 2 mil metros cúbicos/hora aproximadamente.