Avances en el servicio eléctrico para la zona norte

Por la emergencia climática, el EPEN continúa trabajando en Los Miches, Los Chacayes y Tierras Blancas, Pichi Neuquén y La Matansilla. Ya logró normalizar el servicio en Cayanta, Butalón Norte, la antena de comunicación en Las Ovejas y el alimentador Cumelén y península de Puerto Manzano en Villa La Angostura.

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) -dependiente del Ministerio de Infraestructura- continúa trabajando para normalizar el suministro eléctrico a los clientes que se vieron afectados por el reciente temporal de nieve. En el sexto día de trabajo por la emergencia climática más de 80 agentes procedentes de diversas localidades continúan apostados en la región norte.

Las tareas se concentran hoy en la reconstrucción de la línea troncal de Los Miches, adonde hubo más de 50 postes caídos, totalizando 4,5 kilómetros de líneas que afectan la zona rural aledaña. Allí, dieciocho nuevas estructuras ya se encuentran izadas, mientras que ayer por la tarde se trasladaron los postes y materiales para el trabajo restante en la línea troncal.

En Los Chacayes y Tierras Blancas comenzaron las tareas tras el relevamiento de 12 postes quebrados y dos kilómetros de conductores dañados.

También hoy se iniciaron los trabajos en La Matansilla, en la zona de Varvarco y Manzano Amargo.

Más de 35 operarios, maquinaria, grúas y pick-ups se despliegan en la región afectada.

Normalización del suministro

El servicio eléctrico quedó normalizado ayer en el paraje Cayanta, Villa Nahueve, luego de reparar una columna de media tensión. También se llegó con el suministro a la antena de Loma Alta, en la zona de Los Carrizos, restableciendo la comunicación de Las Ovejas.

En Butalón Norte se normalizó la situación, pasadas las 20 del lunes. Allí se repararon 800 metros de líneas y 8 postes.

En tanto, en Pichi Neuquén se recuperó anoche el servicio del sector con mayor cantidad de clientes. Quedan sin energía seis familias.