La obra turística emplazada en la Reserva Natural Protegida Laguna Verde de Villa La Angostura se encuentra con un avance del 60%. La puesta en valor del circuito contempla accesibilidad y fomenta la interpretación del ambiente y su conservación.

La obra turística que se desarrolla en el circuito interpretativo Selva Triste, que se encuentra en la Reserva Natural Protegida Laguna Verde de Villa La Angostura, tiene un avance del 60%. Se trata de la primera etapa que consiste en un sendero que rodea a la Laguna Verde, en un recorrido accesible para personas con discapacidad.

El proyecto de la puesta en valor de la “Selva Triste”, también incluye un portal de bienvenida, con pasarelas, descansos y cartelería informativa. La obra es  financiada mediante el programa Nacional de Inversiones Turísticas 50 Destinos, del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación con una inversión de $13.750.000.

En cuanto a la accesibilidad, el proyecto  también incluye señalización indicativa e interpretativa, tanto en forma tradicional como en sistema braille. Asimismo, los contenidos fueron diseñados para percibirse de manera auditiva y táctil.

Selva Triste es una reserva natural urbana, de aproximadamente 10 hectáreas, con una pequeña laguna, denominada Laguna Verde, rodeada por un bosque autóctono. Entre los atractivos del lugar, se encuentra el Arrayán del Amor, un lugar elegido por las y los turistas para tomarse fotografías.

El sendero es de dificultad baja y puede demandar hasta dos horas para recorrerlo tranquilamente. Está abierto todo el año y presenta un uso espontáneo, con algunas facilidades para los visitantes y una demanda creciente.

 

Se trata de la primera etapa que consiste en un sendero que rodea a la Laguna Verde, en un recorrido accesible para personas con discapacidad.