En una conferencia de prensa informaron que los focos se encuentran controlados y para ello el helicóptero de la provincia trabaja a tiempo completo, con descargas de 600 litros de agua por viaje. También comunicaron que no hay pérdidas humanas, ni de animales y que el daño para las pasturas fue menor.

En la jornada de hoy cerca del mediodía autoridades provinciales realizaron un relevamiento de las zonas afectadas por el fuego, como en Ruca Choroi. Informaron que a simple vista se puede observar cuatro cortinas de humo, que los focos se encuentran controlados y para ello el helicóptero de la provincia trabaja a tiempo completo, con descargas de 600 litros de agua por viaje. También comunicaron que no hay pérdidas humanas, ni de animales y que el daño para las pasturas fue menor.

De la recorrida participaron los ministros de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya y de Gobierno, Educación y Justicia, Zulma Reina; el intendente de Aluminé, Andrés Méndez; la coordinadora general del ministerio de Desarrollo Territorial, Yolanda Maiolo y el coordinador del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, John Cuiñas.

Respecto a los estados de los incendios, se informó que el siniestro en Ruca Choroi está contenido, en el lugar se encuentran trabajando personal del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, también de Parques Nacionales, bomberos voluntarios de San Martín de los Andes y de Aluminé. Mientras que en el incendio en Moquehue aún se trabaja para controlarlo, se espera que en el día de hoy sea contenido. En la noche de ayer se registró un incendio en la zona de Lolog y esta mañana se logró sofocar.

Durante una conferencia de prensa con periodistas locales, el ministro Leandro Bertoya dijo que “el siniestro ha disminuido de forma notable el nivel de riesgo que tenía cuando comenzó. No hay riegos de vidas humanas ni de hacienda”.

En este marco, Bertoya destacó que la Provincia acompaña “a las autoridades municipales, a todo el equipo de trabajo del Programa Provincial de Manejo del Fuego y a las comunidades”.

Comunicó que “estamos en una guardia de ceniza como se denomina, cuidando que las 150 hectáreas que ya han sido quemadas no se expandan, controlando interiormente los focos que hay por nuevas combustiones que suceden en función del material acumulado, y trabajando en forma conjunta con las autoridades de Chile en el caso de la alta montaña hacia la zona de Moquehue”.

En la oportunidad el ministro manifestó que “es muy importante que todos nos acompañen en la prevención, y también en la organización y el aviso temprano en el caso de que la prevención no haya funcionado. Mucha gente visita la provincia de Neuquén en temporada de verano para disfrutar de los paisajes. Y es lamentable que el incendio fuera provocado por un vecino nuestro. Por eso les pido a todos que extrememos los cuidados para que no sucedan estos siniestros, que una vez desatados son difíciles de controlar”.

A su turno, la ministra Zulma Reina destacó que “se está trabajando conjuntamente con los organismos nacionales, y también se cuenta con el apoyo municipal. Reiteró que “no hay riegos de vida, y entendemos que sí se han quemado árboles y que a partir de todo un operativo se irá a reimplantar y sembrar”.

Agradeció a todos los que trabajan en este operativo y dijo que se hace el relevamiento en todas las áreas para saber qué hace falta y cómo hay que remediar esto.

Por su parte, el intendente Andrés Méndez agradeció al ministro de Desarrollo Territorial y a su equipo “porque han hecho una tarea enorme desde el primer día que se detectaron los dos siniestros, en este caso entre la zona de Moquehue y del lago Ruca Choroi, coordinador por John Cuiñas”. Manifestó que es una tarea enorme la que hacen,” con el peligro latente producto del fuego y del viento”. Reiteró su agradecimiento a las brigadas, a las comunidades vecinas y también al gobernador Jorge Sapag “que ha seguido diariamente esta situación”.