Aumentó la generación eléctrica de la provincia

octubre 22, 2009

En el mes de septiembre la generación de energía eléctrica se recuperó en un 37,8 por ciento gracias a un fuerte aumento en la producción hidroeléctrica luego de caer durante dos meses, mientras que por tercer mes consecutivo se registró una caída en la demanda de energía en la provincia, una tendencia que se registró no sólo a nivel provincial sino a nivel nacional.

Según un informe del ministerio de Hacienda, Obras y Servicios Públicos del Neuquén, en el mes de septiembre pasado se registró en la provincia un importante aumento en la generación eléctrica en relación al mes anterior.

Esta recuperación fue producto de una mayor producción proveniente de la fuente hidráulica, incluso se ubicó muy cerca del máximo histórico para este mes del año, registrado el año pasado. Este resultado compensó la caída registrada en las centrales térmicas, a causa de ciertas restricciones en la disponibilidad de gas.

En el ámbito nacional la generación eléctrica se redujo en relación al mismo mes de 2008 donde la hidroelectricidad aportó el 49,3 por ciento de la producción, de la cual Neuquén generó el 40 por ciento de la misma.

Por otro lado la demanda de energía eléctrica en la provincia volvió a caer en septiembre pasado, acumulando de esta manera el tercer mes consecutivo de caídas en la demanda. Este menor consumo fue producto de la reducción en la demanda de prácticamente todos los usuarios.

A nivel nacional la demanda volvió a caer por segundo mes consecutivo. De la misma manera que en agosto el consumo se ubicó por debajo del valor registrado en el mismo mes de 2008, durante todos los meses del año la demanda acumulada presenta una variación anual negativa.

Generación eléctrica

Durante el mes de septiembre, la generación eléctrica en la provincia de Neuquén alcanzó los 2.152 GWh. El aumento registrado en la generación hidráulica, junto a la caída verificada en las centrales térmicas, llevó a que la producción estuviera muy centralizada en las primeras. Así, el 82 por ciento de la energía fue de origen hidroeléctrico, mientras que el 18 por ciento restante provino de fuentes térmicas.

Al analizar la evolución en relación al mes de agosto, se obtiene una variación total del 37,8 por ciento. Esta fue producto de un incremento en la generación hidráulica del 60,6 por ciento, mientras en que las térmicas la misma se redujo un -18 por ciento. Por otra parte, se generó un -2 por ciento menos que durante el mismo mes de 2008. En cuanto a la variación de las distintas fuentes, se observa una caída del 14,5 por ciento en las de origen térmico, mientras que las hidráulicas se incrementaron un 1,1 por ciento.

En el caso de las centrales térmicas y en relación a septiembre de 2008, la menor generación obtenida tiene su origen en las restricciones de gas que presentaron varias de ellas, además de algunas indisponibilidades técnicas en otras. Además, la central Filo Morado dejó de generar en diciembre del año pasado. La única central de este tipo que aumentó su generación en términos anuales, es la correspondiente a Loma de la Lata que alcanzó al 9,2 por ciento, mientras que la de Alto Valle cayó un -42,6 por ciento y Agua del Cajón un -13,7 por ciento.

En lo que se refiere a las centrales hidráulicas, en relación a un año atrás, puede observarse una caída en solo dos de ellas, mientras que en las cuatro restantes se produjo un aumento. Las centrales donde se redujo la generación son Piedra del Águila (-20,5 por ciento), y Pichi Picún Leufú (-9,2 por ciento). Por otro lado, la central del Chocón registró un importante aumento, que alcanzó al 98,1 por ciento.

En el gráfico se aprecia la variación anual en la generación de energía eléctrica por tipo de central.

cuadro-4.jpg

La generación eléctrica en el país

A diferencia de Neuquén, a nivel nacional la generación eléctrica se redujo un -3,1 por ciento en relación al mismo mes de 2008, alcanzando los 8.930,3 GWh. A su vez, en términos mensuales, la misma volvió a caer, siendo la reducción del -1,2 por ciento.

La provincia de Neuquén aportó el 40 por ciento del 49,3 por ciento de generación de hidroelectricidad de todo el país. Además la oferta eléctrica se completó en un 40 por ciento de centrales térmicas. Por último, la energía proveniente de fuente nuclear representó el 7,5 por ciento, mientras que la importación aportó un 0,6 por ciento del total.

En el siguiente gráfico puede observarse la evolución de la generación eléctrica en Neuquén y como varía la participación por tipo de central a lo largo de los últimos dos años.

Se ve que la caída en el porcentaje correspondiente a las hidráulicas es consecuencia de una reducción en el valor absoluto de su producción, frente a una menor variación correspondiente a las centrales térmicas. En este gráfico puede apreciarse la reducción en la generación eléctrica de la provincia, que se produjo entre septiembre de 2008 y abril de 2009, donde la mayor parte de la misma corresponde a las centrales hidráulicas, lo que se debe en parte al objetivo, por parte de las autoridades, de preservar las reservas hidráulicas.

En contraposición, la generación térmica mantuvo, durante los primeros meses del año, una tendencia estable. Durante mayo, esta tendencia se rompe, cayendo la generación térmica, producto de la indisponibilidad de gas e incrementándose la hidráulica gracias al aumento en los caudales de los principales ríos de la región.

Ya en junio, este resultado se profundiza, siendo la generación hidráulica la más alta de los últimos 3 años, mientras que la térmica es la menor desde el año 2003.

En el gráfico queda claro que el aumento registrado durante el mes de septiembre se explica en su totalidad por el mayor aporte hidroeléctrico, ya que la proveniente de usinas térmicas redujo su producción.

cuadro-5.jpg

cuadro-6.jpg

Según Cammesa, los ríos de la región presentaron aportes decrecientes a lo largo del mes, partiendo desde valores superiores a los medios, para finalizar el mes con un caudal del orden de los históricos.

Demanda eléctricaDurante el mes de septiembre se consumieron 156,5 GWh en la provincia de Neuquén. Se aprecia una reducción en la demanda eléctrica por tercer mes consecutivo, cayendo -1,4 por ciento en relación a agosto pasado. Esta pudo haber sido mayor, ya que solo la planta de agua pesada registró un aumento en términos mensuales, y dado su peso relativo, contribuyó a atenuar la caída.

La variación negativa se produjo a pesar de un fuerte aumento en la demanda de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería S.E. (ENSI), que fue más que compensada por la reducción registrada en los restantes agentes.

Por otra parte, en términos anuales, la demanda de energía eléctrica muestra una recuperación, aunque con una fuerte desaceleración en relación a los meses previos. De todas maneras, la demanda acumulada durante los primeros nueve meses del año continúa mostrando un aumento en relación al mismo período de 2008.

En el gráfico puede apreciarse que la reducción en la demanda eléctrica en los dos meses previos fue producto de un menor consumo por parte de la ENSI, ya que la correspondiente al resto de los consumidores se mantuvo casi sin cambios. Pero en septiembre, la situación se revierte, ya que la demanda de la planta de agua pesada se incrementa de manera importante, pero sin poder compensar la reducción producida en el resto de los agentes del mercado.

cuadro-1.jpg

Si la comparación se realiza con el mes de septiembre de 2008, se observa que en la provincia, la demanda se incrementó en 8,5 GWh, lo que representa un crecimiento del 4,5 por ciento. A pesar de este resultado, el consumo se ubicó por debajo del valor correspondiente al mismo mes de 2007. De esta manera, el crecimiento anual se explica, en parte, por el bajo nivel de demanda durante septiembre de 2008. Al analizar la demanda acumulada para los primeros nueve meses del año, se obtiene por cuarto mes consecutivo un registro positivo, y una recuperación durante los últimos cinco meses.

En efecto, el acumulado a septiembre de 2009, presentó un crecimiento del 6,3 por ciento en relación al mismo período de 2008, aunque fue ligeramente inferior al 6,4 por ciento registrado durante agosto. Por otra parte, la demanda de energía eléctrica a nivel nacional totalizó 8.348 GWh, lo que representa una caída del -4,5 por ciento en relación al mes anterior. En términos anuales, la demanda también mostró una reducción, siendo la misma del -2,8 por ciento. Salvo por los meses de marzo y julio, en los restantes se obtuvo una caída anual en el consumo eléctrico.

Este aumento fue del 4,1 por ciento en julio y de 4,2 por ciento en marzo. Con el resultado de septiembre, la tasa de crecimiento de la demanda acumulada para todo el país lleva nueve meses mostrando un registro negativo. Durante el último mes, el consumo acumulado fue un -1,2 por ciento inferior al del mismo período del año pasado. El valor de agosto para la tasa de variación de la demanda acumulada fue de -1,1 por ciento, por lo que la caída se profundizó por segundo mes consecutivo. En el siguiente gráfico puede verse la evolución de la demanda eléctrica para la provincia de Neuquén y el total del país durante los últimos dos años.

cuadro-2.jpg


Demanda anual de energía a nivel país

Del análisis de las diferentes regiones del país, se obtiene que en solo 2 de ellas se incrementó la demanda, en términos anuales, mientras que en las 7 restantes se registró una caída. La que registró el mayor aumento fue, al igual que en el mes pasado, la región Comahue (4,7 por ciento), seguida por NOA (1,9 por ciento). Por otro lado, las regiones donde se obtuvo una reducción anual corresponden a la región Metropolitana que registró una baja del -0,1 por ciento; Cuyo con una variación del -0,8 por ciento y zona Centro, donde se redujo un -1,5 por ciento. Además en el NEA se produjo una baja de -2,2 por ciento; en el Litoral se registró una tasa de decrecimiento del -4,2 por ciento, en la región BAS (interior de la provincia de Buenos Aires) la caída fue del -8,1 por ciento y en la Patagonia, el consumo bajó un -28,2 por ciento.

En un análisis pormenorizado entre las diferentes áreas, la variación presenta una gran dispersión. Durante septiembre, la demanda de energía eléctrica muestra aumentos en 12 áreas, en otras dos se mantuvo sin cambios, mientras que en las 17 restantes se observan caídas. El mayor aumento anual se registró en Formosa, donde la demanda se incrementó un 25 por ciento. Por otro lado Neuquén mostró un aumento del 4,5 por ciento colocándose en la cuarta mayor tasa de variación anual. Santa Cruz, registró una variación positiva del 11,1 por ciento, mientras que en tercer lugar se ubicó La Rioja, donde el consumo creció 7,5 por ciento. Por otro lado, el área de Chubut Norte registró el mayor descenso anual, ya que su demanda se redujo un -51,9 por ciento en comparación con el mes de septiembre de 2008. También se observó una importante caída en la provincia de Misiones y en el área EDES (Empresa Distribuidora de Energía Sur S.A), donde el consumo cayó un -25,2 por ciento y -20,4 por ciento respectivamente.

Neuquén

Al analizar la demanda de energía eléctrica por agente del mercado en la provincia de Neuquén también se observa una gran disparidad en la evolución de las mismas. En primer lugar, la ENSI incrementó fuertemente su demanda en relación al mes anterior, alcanzando una variación del 45,4 por ciento. Los otros dos agentes que registraron un aumento, en términos mensuales, fueron la planta de Loma Negra (0,8 por ciento), y la Compañía Mega (0,2 por ciento). Para el resto de los agentes se registró una caída en relación a agosto, siendo una de las más significativas la de CALF, que se redujo en un -7,4 por ciento.

cuadro-3.jpg

Por otra parte, en términos anuales se destaca la variación en la demanda de la empresa Chevron, que se incrementó en un 39,1 por ciento. También se verificó un incremento del 8,2 por ciento en el EPEN y de 3,2 por ciento en CALF. En el otro extremo, la planta de agua pesada registró una reducción anual del -9,2 por ciento, lo que redujo de manera importante la tasa de variación anual de la demanda total. En el gráfico anterior puede verse el aporte de los distintos agentes al crecimiento anual. Allí se observa que el EPEN fue el que más aportó, con 2,6 puntos porcentuales, es decir, más de la mitad del incremento total. El resto de los agentes relevantes también mostraron una contribución positiva, salvo en el caso de la ENSI, que aportó negativamente -1,7 puntos porcentuales.