El programa refuerza la cobertura de salud para mujeres embarazadas, niños, niñas, adolescentes hasta 19 años y hombres y mujeres hasta 64 años de edad, sin cobertura explícita de salud.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud y Desarrollo Social, dio detalles de los avances del programa de cobertura universal de salud Sumar. Con el fin de incrementar los ingresos en los establecimientos de Salud de la provincia, el valor de las prestaciones del nomenclador aumentó a partir del mes de julio.

Andrea Peve, directora Provincial de Salud, indicó que “se han priorizado en este aumento las líneas de trabajo propuestas desde nuestra dirección”, y agregó “son las  prestaciones del primer nivel de atención y las que están vinculadas con la prevención, por ejemplo los controles de salud en niños, adolescentes y adultos; la toma de PAP/VPH para mujeres, el test de sangre oculta en materia fecal, las mamografías, las vacunas, los controles odontológicos, ginecológicos y las consejerías en salud sexual y reproductiva”.

Además, a partir del trabajo en conjunto con la dirección general de Tecnologías de la Información y Comunicación para la Salud (TICS), se ha logrado automatizar la facturación de las prestaciones.  Esta estrategia fortalece dos de los lineamientos principales de dirección Provincial de Salud, como la implementación del módulo perinatal (información sobre los servicios de obstetricia y neonatología) del Sistema de Información Provincial de Salud; y la mejora en la cobertura de vacunas, registradas en NOMIVAC/SIISA.  Con la automatización, no solo aumenta la facturación de los efectores, sino que se optimiza el tiempo y las tareas del personal de salud abocado a esta tarea.

 Programa Sumar 

El programa Sumar refuerza la cobertura de salud para mujeres embarazadas, niños, niñas, adolescentes hasta 19 años y hombres y mujeres hasta 64 años de edad, sin cobertura explícita de salud. En la provincia hay 210.972 inscriptos.

Surgió en 2012, aunque el tipo de política sanitaria que lleva adelante comenzó a implementarse en las jurisdicciones del norte argentino –por ser las de mayor urgencia socio-sanitaria–  en el año 2004, bajo la denominación Plan Nacer, con el objetivo de promover más y mejores resultados de acceso y calidad en salud para la población.

Para lograr las metas propuestas, el modelo de gestión del Programa incrementa la inversión en salud utilizando un modelo de financiamiento en el cual la Nación transfiere recursos a las provincias (15% es cofinanciado por la misma provincia) en base a una cápita ajustada por resultados sanitarios (Cobertura Efectiva Básica y Trazadoras), y a su vez las provincias pagan a los efectores la provisión de prestaciones que integran el Plan de Servicios de Salud del Programa (PSS).

El PSS se refiere al Nomenclador, que consta de 52 líneas de cuidado y más de 700 prestaciones que pueden ser facturadas por los efectores si cumplen los atributos de calidad correspondiente a cada una y están debidamente registradas.

Los centros de salud y hospitales perciben el pago por las prestaciones facturadas y pueden decidir sobre el uso de esos fondos según distintas categorías de gasto relacionadas con mejoras para el establecimiento, capacitaciones, insumos u otros bienes y/o servicios que redunden en mejoras de la atención de los beneficiarios o la comunidad.

La inscripción de los beneficiarios se realiza mediante el Módulo de Empadronamiento del SIPS cuando la persona es población objetivo (entre 0 y 65 años y sin obra social). La facturación se realiza mediante el Módulo de Facturación de Prestaciones (también en el SIPS, compartido con el área de Recupero Financiero).