Personal de la empresa estatal compró productos textiles a la comunidad Mellao Morales y en Las Lajas.

La firma estatal Artesanías Neuquinas -dependiente de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente-, compró piezas textiles a las artesanas de la Comunidad Mellao Morales en los  parajes Huarenchenque y Cajón del Manzano y también en Las Lajas.

En Cajón del Manzano el equipo se reunió con tres artesanas que esperaban para vender sus tejidos. La titular de Artesanías Neuquinas, Rossana Benigar  manifestó que “en Cajón del Manzano cada vez hay menos familias debido a la  migración”.

En tanto que en Huarenchenque unas pocas tejedoras venden sus tejidos en el salón comunitario. En ese espacio Berta Jara se desempeña como tallerista responsable de los talleres de tejido a telar de niños y adultos. Al respecto, Benigar señala que Berta en la actualidad es la Inan Lonko de la Comunidad Mellao Morales y “que siempre ha manifestado un fuerte compromiso con la transmisión de saberes entendiendo que niñas, niños y jóvenes son los principales protagonistas para que las técnicas textiles perduren en el tiempo. Siempre se ha preocupado por recuperar algunas técnicas, mediante capacitaciones que permiten recordar saberes ancestrales”, expresó.

En el taller se incentiva a niños y niñas en el arte del tejido con el uso de vellón, hilando con huso y ruecas. De este modo se transmiten los conocimientos y técnicas para obtener los tejidos característicos de las comunidades neuquinas.

Como parte de los trabajos de recolección, se compraron piezas tejidas en Las Lajas “donde residen muchas artesanas que han migrado del campo y con ellas también sus saberes, y se destacan por la elaboración de fajas delicadamente confeccionadas”, comentó Benigar.

La cercanía de la Comunidad Mellao Morales con Las Lajas motivó a muchas familias radicarse allí, “no solo por el acceso a los servicios básicos sino también en muchos casos para garantizar la educación secundaria a los jóvenes o en busca de trabajo”, indicó.

Para terminar, la titular de Artesanías Neuquinas señalo que “sin lugar a dudas, los saberes van del campo a la ciudad, porque las artesanas y los artesanos son portadores de saberes, saberes que son parte de las expresiones culturales del pueblo mapuche que trasciende generaciones y territorios”.