Arribó equipamiento para ampliar aserradero en Aluminé

octubre 24, 2011

Se trata de equipos de última generación que llegaron este viernes al mediodía a las instalaciones de Corfone en la ciudad de Neuquén en seis camiones provenientes de Brasil. Mañana sábado serán trasladados al aserradero Abra Ancha de la ciudad cordillerana. El monto total de la inversión es de 2,8 millones de pesos.

Este viernes 21 de octubre arribó a la ciudad de Neuquén equipamiento con tecnología de última generación para la ampliación del aserradero que será montado en Abra Ancha, Aluminé. Los equipos, adquiridos por Corfone (Corporación Forestal Neuquina) llegaron a las instalaciones de empresa estatal en seis camiones provenientes de Lages, Brasil, y mañana serán trasladados a la ciudad cordillerana.

El monto total de la inversión de la maquinaria asciende a 2,8 millones de pesos, aportados por Corfone y el Fondo de Fideicomiso de “Producción, Servicios, Industria y Turismo” creado mediante decreto N° 1.330/09. Se trata de una línea de aserrado con tecnología de última generación, de la empresa brasileña Industrias Mill, que se caracteriza por tener sierras sinfines horizontales.

Con la instalación de esta nueva línea, se proyecta triplicar la capacidad actual del volumen de procesamiento, con el agregado de valor a la cadena forestal: desde las actividades extractivas en el bosque, logística y en el proceso de industrialización. Consecuentemente, se incrementará la mano de obra y el empleo local.

Para incorporar las nuevas maquinarias, se instaló un nuevo transformador y actualmente se desarrolla la obra de ampliación del galpón, (de 900 a 1.700 metros cuadrados). También está en construcción un área de clasificación destinada a la selección de rollizos.

Planta de generación de biomasa

La ampliación de la escala productiva de la actividad forestal en la zona ofrece la oportunidad de disponer de los residuos forestales que se generan en el proceso. Por ello, se constituyó una comisión con técnicos de Corfone y del Ente Provincial de Energía del Neuquén –EPEN-, para estudiar la factibilidad y elaborar el anteproyecto para instalar una planta de generación eléctrica alimentada con biomasa forestal, con una usina que producirá un megavatio de electricidad usando los desperdicios del aserradero.

La planta posibilitará cubrir la demanda energética del aserradero Abra Ancha, mientras que el excedente de energía generado se aportará al Sistema Eléctrico que abastece a la región, en función de la biomasa disponible.

La propuesta seleccionada para poner en marcha esta iniciativa corresponde a Agrest-ESIN S.R.L., y demandará una inversión de 350 mil pesos, financiados a través del Consejo Federal de Inversiones (CFI). Se prevé iniciar las actividades en noviembre próximo.

Abra Ancha

El aserradero de Abra Ancha es el único destinado al procesamiento de coníferas en toda la zona centro y norte de la provincia de Neuquén, que es la de mayor superficie forestada con esa especie, abarcando casi el 80% del volumen de madera proveniente de especies exóticas de la provincia, según datos del inventario provincial.

La línea de aserrío es de fabricación chilena y se pensó con el objetivo de procesar rollizos provenientes de primeros raleos de confieras, razón por la cual la máquina principal corta un mínimo de 15 cm y un máximo de 32 cm en punta fina. Esta línea de aserrío tiene 12 años de uso y en estos años se le han ido incorporando avances para hacerla más productiva y aumentar la seguridad del personal.

Al final de la línea de producción, luego de que la madera pase por el baño anti-mancha, se realiza en forma manual el armado de los paquetes, clasificando las tablas por escudarías y largos, atándolos con una sunchadora.

Los productos obtenidos son: tacos para pallets, que se venden en estado verde y se dejan en un sector de playa para ser enviados rápidamente a la zona del Valle para armado de bins para fruta; y tablas y tirantes, para los cuales se confeccionan paquetes con separadores y enzunchados para ser enviados al secadero del Parque Industrial de Junín de los Andes.

En la última temporada se produjeron algo más 1.300.000 pies cuadrados de madera en el aserradero de Abra Ancha. El 80 % de esta producción corresponde a tacos para pallets. El 20 % restante corresponde a tablas de ½, ¾, 1 y 2 pulgadas de espesor y largos no mayores a 3 metros. Estos productos, en estado seco, son buenos para hacer machimbre.

Cuando se instaló la línea en 1998, los rollizos procedentes del raleo eran en su mayor parte finos, provenientes de plantaciones de unos 20 años de edad con poco o nulo trabajo de poda y raleo, por lo que el diámetro máximo de aserrío de 32 cm era suficiente.

En la actualidad hay plantaciones de más de 30 años de edad, con 1, 2 y hasta 3 raleos en algunos casos, creciendo en sitios que producen algunos de los más altos rindes de la Patagonia, generando rollizos de gran diámetro. Como la línea de aserrío quedó chica, la materia prima de mayor diámetro se deriva al aserradero Corfone de Junín de los Andes.

También se cuenta con una descortezadora con la que se pelan los postes desde 12 cm en punta fina, que se envían al aserradero de Corfone en Junín de los Andes para ser impregnados.