El equipamiento se utiliza para cargar y descargar aviones de fuselaje ancho como los que se emplean para la exportación de cereza. Hoy comenzaron a armarlas para que estén disponibles para un posible vuelo que se realizaría a fines de noviembre o principios de diciembre.

Arribaron este domingo a Neuquén dos plataformas elevadoras de carga aérea de la empresa Intercargo provenientes de Ezeiza. El envío de este equipamiento había sido comprometido por Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de Nación, tras una visita realizada meses atrás a la provincia. Disponer de estos equipos, conocidos como “tijeras”, es fundamental para la posible exportación de cereza de la región que, pese a los daños ocasionados por el granizo, podría realizarse en la última semana de noviembre o la primera de diciembre.

Sergio Mairano, supervisor de electricidad del área de mantenimiento en Ezeiza, informó que trasladar las dos tijeras por tierra demandó tres días de viaje. Hoy las descargaron con grúas en Neuquén y estiman que en tres o cuatro días a más tardar estarán en funcionamiento.

Hoy las descargaron con grúas en Neuquén y estiman que en tres o cuatro días a más tardar estarán en funcionamiento.

Ambas plataformas son Commander 15 y 30, en referencia a la cantidad de toneladas que pueden elevar. La de menor dimensión ya estuvo en la provincia en diciembre de 2014, fecha en la cual se concretó la exportación de cerezas vía aérea a Hong Kong y Estados Unidos. En tanto, la Commander 30 “que es de mayor capacidad y se utiliza para la bodega superior del avión, es la primera vez que viene a Neuquén”.

Al respecto, Luis Días Da Silva, Encargado de Escala Neuquén de Intercargo, detalló que ahí se cargan las bandejas de aluminio, llamadas pallets, con la fruta y se traspasa al avión”. Agregó que estos equipos sirven “para descargar y cargar aviones de fuselaje ancho, como los Boeing 76 7, 7 77 y Jumbo 747 cargueros”.

“Neuquén es una provincia que tiene muchísimo potencial, tanto con el petróleo como con la fruta y está en constante crecimiento –afirmó Días Da Silva-. Estos equipos ayudan para eso. Si quedaran acá, se abriría una puerta para la importación y exportación de productos que combinan con el petróleo.

La operatoria de adecuación del aeropuerto de Neuquén para exportaciones aéreas es una tarea conjunta emprendida por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Policía de Seguridad Aeroportuaria y el gobierno de la Provincia a través del ministerio de Producción y Turismo, la secretaría de Planificación y Acción para el Desarrollo-COPADE y el Centro PyME-ADENEU.

Como se trata de un proyecto de desarrollo a largo plazo, la intención de avanzar en esta temporada con al menos la exportación aérea de 60 a 100 toneladas de cereza es justamente tener continuidad y propiciar las condiciones para que el aeropuerto neuquino adquiera volumen de carga.

En tal sentido, la exportación de cerezas es una posibilidad pero hay otras producciones regionales como los plantines de frutas finas o el salmón chileno que podrían exportarse desde Neuquén, como una alternativa al aeropuerto internacional de Ezeiza.

El envío de este equipamiento había sido comprometido por Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de Nación, tras una visita realizada meses atrás a la provincia.