La Cámara de de Diputados convirtió en ley la forma de comunicación utilizada por la comunidad sorda como medio de expresión, comunicación y aprendizaje. De esta forma, Neuquén será la primera provincia argentina en incorporar el lenguaje de señas en la currícula educativa.

La Cámara de de Diputados de la provincia aprobó ayer en general y por unanimidad la ley que reconoce la Lengua de Señas Argentinas (LSA) como lengua natural de la comunidad sorda y el derecho a utilizarla como medio de expresión, comunicación y aprendizaje. La 21º sesión ordinaria comenzó pasadas las 15 de ayer jueves bajo la presidencia de la diputada Graciela Muñiz Saavedra, vicepresidenta 1ª de la Cámara, y la participación de 30 diputados.

El tratamiento de la ley de reconocimiento de LSA fue presenciado por representantes de la comunidad sorda desde el sector de barra del recinto. La diputada María Angélica Carnaghi (MPN) fue una de las miembro informantes y resaltó que la norma “hace visible, dignifica y genera autoestima en la gente sorda”. Subrayó que la ley “hace justicia con un sector de la comunidad que lucha por el reconocimiento de su lengua desde hace más de 100 años”. Además, la calificó como una norma “histórica en términos pedagógicos” por la incorporación de la LSA en la currícula de formación docente con el objetivo de favorecer la inclusión e igualdad de oportunidades en las escuelas.

A su turno, la diputada Beatriz Kreitman (CC ARI) –quien también ofició de miembro informante- destacó que la ley “va a ser única en el país” al contemplar la educación bilingüe de lengua de señas y en español. Dijo que el reconocimiento de la LSA “permite la posibilidad de comunicarnos entre todos” y remarcó la importancia de incorporarlo en los servicios de urgencias, bomberos y salud. A la vez, destacó el trabajo en conjunto con la Asociación de Sordos y la agrupación “Entre Todos” para lograr la sanción de la norma.