Aprobaron en general la nueva ley impositiva

noviembre 27, 2009

En la 24º sesión de la Legislatura, los diputados votaron por mayoría a favor del proyecto presentado por el Ejecutivo provincial. Con esta reforma, la provincia podrá recaudar 230 millones de pesos más en 2010.
En la 24° sesión de este jueves 26 de noviembre, la Legislatura aprobó en general el proyecto de ley impositiva que presentó el poder Ejecutivo provincial. Queda pendiente ahora el tratamiento de la norma en particular. Se espera que esta reforma le aporte al tesoro 230 millones de pesos más para el próximo año, a partir de un aumento del 2 al 3 por ciento en la alícuota de Ingresos Brutos.

La sesión del cuerpo legislativo, presidida por la vicegobernadora Ana Pechen, comenzó a las 15.30 y culminó a las 24, con la participación de 34 diputados. Votaron a favor de la reforma impositiva los legisladores del bloque del MPN y del interbloque Peronista Federal.

El diputado Rolando Figueroa hizo la defensa del despacho por mayoría, que finalmente se aprobó. Explicó que la reforma tributaria afectará mayormente a los grandes contribuyentes y citó como ejemplo a los casinos, bancos, empresas petroleras, hipermercados y entidades financieras. También destacó que se mantendrá la tasa cero para la actividad de profesionales individuales, el transporte urbano de pasajeros concesionado por la provincia o los municipios, la obra pública y la construcción de viviendas económicas.

Recalcó además que el nuevo régimen alcanzará sólo al 3 por ciento de los contribuyentes directos y que la determinación de los mínimos aplicables al sector de servicios y comercio fueron consensuados con las cámaras empresarias.

Sobre el impuesto a los Ingresos Brutos, señaló que será uno de los pocos tributos provinciales que conservará la provincia para recaudar y sostener los servicios que brinda a la comunidad. Precisó que, para el caso del comercio, los contribuyentes que superen los 1,8 millones de pesos de ingresos anuales tendrán que abonar una alícuota del 3 por ciento y, si su facturación es inferior, el tributo se mantendrá en un 2 por ciento. En tanto, el rubro servicios tendrá un piso de facturación de 1,2 millones de pesos por año, agregó.

Figueroa afirmó que el pequeño comerciante se verá beneficiado con la nueva ley porque se reducirá su alícuota del 2 al 1,2 por ciento y descartó que la suba del impuesto por Ingresos Brutos pueda provocar una pérdida de puestos trabajo. Argumentó que el momento de realizar la reforma es el apropiado por haberse registrado un incremento en la recaudación y recordó que, por razones técnicas, es necesario contar con la ley antes de que culmine el actual período fiscal, que finaliza el 31 de diciembre.

El despacho por minoría fue presentado por los diputados Ariel Kogan y Cecilia Bianchi, del bloque de la Concertación. La legisladora defendió la propuesta de establecer rangos con menores tributos para ciertas actividades comerciales y afirmó que la crisis económica general no está superada, por lo que no se dan las condiciones para aumentar la carga fiscal.
En particular

En la misma sesión, la Legislatura aprobó en particular la ley N° 2679, que autoriza al poder Ejecutivo a destinar los valores denominados “Título Provincial de Cancelación de Deuda” a la atención de obligaciones de pago a favor de acreedores del Estado, cuyas deudas tengan causa y origen posterior al 10 de diciembre de 2007. Además, los diputados sancionaron la ley N° 2680, con el nuevo Código Fiscal para la provincia.