Apoyo provincial a la producción porcina

Hoy se celebra el Día Nacional de la Porcicultura. La provincia del Neuquén impulsa esta actividad a través de inversiones, programas, capacitaciones y asesoramiento técnico gratuito.

La producción de carne porcina en la provincia de Neuquén, al igual que en el resto del país, es llevada a cabo en su mayoría por pequeños productores. Del universo de emprendimientos se destacan tres productores con más de 100 cerdas madres y uno con más de 1.000.

Desde el gobierno de la provincia del Neuquén se brinda asistencia técnica a más de 100 productores ubicados en Añelo, Aluminé, Arroyito, Las Lajas, Plottier, Centenario, Neuquén, Senillosa, Rincón de los Sauces, San Patricio del Chañar, PicúnLeufú y Chos Malal.

El servicio se brinda a través de los técnicos del Centro PyME-ADENEU, dependiente del ministerio de Economía, Producción e Industria y al igual que las capacitaciones, el asesoramiento técnico está relacionado principalmente al manejo, sanidad y nutrición animal.

En el Día Nacional de la Porcicultura, Ariel Garralda, referente del programa Porcino del Centro PyME-ADENEU, explicó que “los servicios que brindamos desde el programa no tienen costo para el productor. Además de buscar asegurarnos la productividad y rentabilidad de los emprendimientos, hacemos mucho hincapié en la sanidad ya que los animales están destinados para consumo humano”.

Desde el Centro PyME-ADENEU también se han llevado a cabo importantes iniciativas como la creación del Laboratorio de Mejoramiento Genético Porcino, en Neuquén capital, que permitirá mejorar la genética de las piaras neuquinas mediante la técnica de transferencia embrionaria.

Debido a la imposibilidad de ingresar animales a pie por la barrera sanitaria, se desarrolló esta infraestructura que permitirá obtener animales de mejor calidad, sin poner en peligro la sanidad de la región patagónica.

También se llevan adelante proyectos e iniciativas para mejorar y disminuir los costos de la alimentación, ya que la misma implica entre un 70 y un 80 por ciento de los gastos de la producción porcina.

En este sentido, en el predio de Fundación Familia de la ciudad de Neuquén, se montó una planta de alimento balanceado que presta servicios a productores de la meseta y que provee de maíz a la planta de Paso Aguerre.

Por otro lado, se puso en marcha el proyecto de forraje verde hidropónico aplicado a la alimentación porcina. La propuesta consiste en brotar la semilla de maíz durante dos semanas en lugar de dársela molida a los cerdos.

«Este método permite abaratar entre un 10 y un 15 por ciento de los costos del alimento y para prepararlo es sumamente fácil”, detalló Garralda y precisó que “la semilla se deja brotar y se hace más digerible para el animal. Además, gracias a la fotosíntesis propia de la planta, produce proteínas. Entonces nosotros aumentamos la cantidad de proteína con el mismo costo».

Programa de Vigilancia de Triquinosis

Este año, el Gobierno de la Provincia lanzó también el Programa de Vigilancia y Control de Triquinosis Porcina, para el periodo 2024-2027.

La trichinellosis es una enfermedad parasitaria transmisible por los alimentos. El agente causal es un parásito microscópico que se aloja en la carne de la mayoría de los animales carnívoros, omnívoros y algunos herbívoros. Se transmite al hombre y a los animales únicamente a través del consumo de la carne con triquinas.

Esta enfermedad, de no controlarse, puede afectar desde una a varias personas con distintos grados de gravedad e incluso la muerte.

El programa es coordinado por el Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios (Cippa) y cuenta con la participación de distintos organismos como el Centro PyME-ADENEU, Senasa, Bromatología provincial, la dirección provincial de Fauna, la secretaría de Producción e Industria y los municipios.