Mediante un convenio entre el municipio y el ministerio de Desarrollo Social se favorecerá a los talleres productivos municipales, donde se deberán producir estufas y abrigos para el acopio preventivo con vistas a la próxima temporada invernal.

El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Rodríguez, otorgó  a la municipalidad de Los Miches un aporte no reintegrable de 23 mil pesos, destinado a la compra de estufas producidas en los talleres municipales de esa localidad y a la adquisición de vellón de lana de oveja.

En el convenio se establece la compra directa de 15 estufas, por un valor de 12 mil pesos. Asimismo resultarán también beneficiados los sectores con mayores carencias o en situación de vulnerabilidad social, al recibir del propio ministerio el producto final desarrollado por los talleres.

Por otro lado, se contempla un desembolso de 11 mil pesos destinados a la adquisición de vellón de lana de oveja para el posterior hilado y ovillado. Como contrapartida, el taller de textiles proveerá la materia prima para la  confección de variedad de prendas que serán entregadas a personas que se encuentren alojadas en dependencias ministeriales como Hogares, Centros de Cuidados Infantiles y Refugios.

De esta manera, se pretende promover la contención social a través del trabajo, además de fijar parámetros de planificación para la provisión de elementos necesarios que mejoren la calidad de vida de los sectores más vulnerables, particularmente en épocas de frío. Por ello, el municipio de Los Miches se comprometió a concretar estas acciones con anterioridad a la temporada invernal del año próximo.

Tras la firma del acuerdo con el intendente, Víctor Ortega, el ministro de Desarrollo Social remarcó: “Es muy gratificante trabajar en verdadera colaboración con los municipios y sus talleres productivos. Por esta vía podemos satisfacer las necesidades de los sectores más vulnerables con elementos producidos a nivel microeconómico provincial, generando más trabajo para los neuquinos”.

Rodríguez se manifestó convencido “de que éste es el paradigma de verdadero desarrollo social y el más adecuado para nuestra provincia. Forma parte del proyecto integral de favorecer la capacitación, el trabajo genuino y la economía social, reservando la asistencia directa exclusivamente para las situaciones de mayor necesidad y vulnerabilidad”.