Los fondos servirán para construir el cerramiento perimetral del edificio, en el que se desarrollan actividades comunitarias para todas las edades.

El gobierno provincial, a través de la subsecretaría de Asuntos Públicos -dependiente del ministerio de Gobierno y Justicia-, entregó esta mañana un aporte de 270 mil pesos para la obra de cerramiento perimetral del predio donde se ubica el edificio de la sede vecinal del barrio Don Bosco II de la ciudad de Neuquén.

Se trata de un centro de atención y referencia barrial donde se desarrollan diversas actividades comunitarias y en el que atienden al público oficinas provinciales del ministerio de Salud y Desarrollo Social, de la subsecretaría de Asuntos Públicos y del Registro Civil. El cerco a construir tiene 520 metros lineales y se prevé que la obra esté concluida en los próximos 45 días.

En el acto de entrega estuvieron presentes el ministro de Gobierno y Justicia, Mariano Gaido; el subsecretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Llancafilo; el presidente de la comisión vecinal, Miguel Troncoso; la concejal neuquina Andrea Ferracioli, y referentes de la comisión directiva e instituciones intermedias.

“Esta es una política de Estado que lleva adelante el gobernador Omar Gutiérrez, y en ese marco hoy podemos ver la concreción de sueños”, expresó Gaido.

“Esta obra hace rato se anhelaba en el barrio Don Bosco, donde el Estado provincial viene llevando adelante una importante gestión en lo que respecta a la cuestión edilicia y después las oficinas públicas, que hoy realizan sus funciones dentro de la comisión vecinal, que le vienen a dar contenido para que los vecinos tengan al alcance de su mano la posibilidad de realizar sus trámites”, agregó el ministro.

Llancafilo señaló que “estos aportes se dan en el marco de la firme decisión del gobernador Omar Gutiérrez de acompañar iniciativas que surgen de la comunidad”, y explicó que “el aporte busca fortalecer a una organización que congrega a más de 300 vecinos diariamente a través de actividades recreativas y culturales, pero que también supo convertirse en un centro de evacuados durante las inundaciones que castigaron fuertemente esa zona”.

Agregó que “el contenido humano es lo que le da valor a la decisión de avanzar con la obra de cerramiento, que no sólo mejorará las condiciones de seguridad de quienes asisten al edificio, sino que contribuye a consolidar un espacio de encuentro elegido por vecinos del sudoeste de la ciudad”.

El presidente de la comisión vecinal, Miguel Troncoso, expresó que “es una gran noticia para todos: comenzamos el año con otra mejora que brinda mayor seguridad, principalmente a los niños que participan de las actividades, ya que cerca de ahí se encuentra el Arroyo Durán y el ingreso muy transitado del sector Polvorines”.

La comisión vecinal, ubicada en Ignacio Rivas y Domene, ofrece grupos y talleres de zumba para adultos y mayores, boxeo, taekwondo, guitarra, muñequería y costura, entre otros. Además, el espacio alberga al Grupo de Adultos Mayores Quillén y cuenta con un Centro de Promoción Familiar y oficinas del Registro Civil y de la subsecretaría de Asuntos Públicos.