Buen día para todos. A todas las autoridades que han podido llegar hasta aquí, a cada integrante, al subsecretario de Juventud (de la Nación), Pedro Robledo, a la subsecretaria de Sedronar, Lidia Saya; a la responsable del área de comunicación y movilización social de Unicef Argentina, María José Ravelli; a la directora general en Neuquén y Río Negro de Techo, Mariana Bascuñan; a la secretaria general de la Fundación Ideas en Movimiento, concejales, representantes de juventud de cada provincia, a los medios de comunicación; a Willy (Guillermo Caruso, intendente de Villa La Angostura), ¡qué regalo te hemos traído hoy en tu cumpleaños! Hoy es el cumpleaños del intendente de Villa La Angostura. Agradecerles que la primera reunión se lleve adelante aquí en este paraíso que tenemos en la provincia y el país.

Los miraba cuando llegábamos, entrábamos y hacíamos alguna foto, y les preguntaba qué edad tenían. Más o menos ronda los 23, 24 años. Por ahí, un poquito más. Es inevitable hacer un balance cuando los vemos de uno mismo. A esa edad estaba terminando la universidad. En la cara de cada uno de ustedes me reflejo en el tiempo. Yo la verdad que vengo de familia política. Tengo un abuelo, que a Dios gracias vive con 101 años. Dice el Papa “pierdan tiempo”, yo diría: Invirtamos tiempo en escuchar a nuestros padres y nuestros abuelos porque es toda ganancia. En cinco minutos de él, acá si podría estar, echaría con claridad en una anécdota, en alguna historia, cuál es el rumbo que debemos transitar.

Tuvimos un gobernador aquí que es pionero y fundador de la provincia y de nuestro partido. Yo formo parte del partido que ha gobernado esta provincia durante 53 años, que es el Movimiento Popular Neuquino. Él decía que para tengamos futuro, asumamos todos que tenemos una misión por cumplir, y que no tengamos nostalgia del pasado, sino orgullo. Los neuquinos tenemos orgullo del tránsito de hombres y mujeres que han ido construyendo caminos, levantando escuelas, hospitales, seguridad, educación.

Yo me sumo a este encuentro, los felicito y agradezco que hombres y mujeres de 22, 23, 24, 25, 26 años estén dispuestos a embarrarse en la función pública y en la política, para fortalecer el desarrollo de las provincias y del país, y para enaltecer la función política.

He estado aquella vez, hace varios años, igual que ustedes, casi, casi si te metías en política era mala palabra. Casi, casi más de alguno te dice: ‘Pero ¿por qué y para qué? Vas a perder el tiempo’. Yo quiero enaltecer la política, porque es un proyecto solidario, es dejar de pensar en uno para pensar en un desarrollo colectivo a partir de fortalecer el desarrollo del otro. Y quiero decirles que esto requiere en nuestro país un abordaje integral, pero con las particularidades que tiene cada uno de ustedes en vuestras provincias.

Es mentira que de la mano de la droga, de la delincuencia o de la violencia podemos crecer. No se crece. No se desarrolla individualmente, ni personalmente, ni familiarmente. Es mentira que la droga genera entretenimiento o desinhibición. Los mismos valores de amor, de solidaridad, de respeto a la opinión del otro, de participación colectiva, son los mismos valores que tenemos que recuperar y fomentar para el desarrollo de nuestro pueblo argentino, que son los que nos han enseñado nuestros padres, que son los que luego nos enseñaron en las escuelas nuestros maestros. Son los mismos valores.

Entonces, decía por ahí alguien recién, como un tabú el tema de la droga. Yo estoy de acuerdo en esta lucha, en la cual vamos y estamos federalizando la lucha contra la droga, en que necesitamos que ustedes nos acompañen en esta lucha. Hay un flagelo. Dentro de los cuatro o cinco puntos básicos e importantes para llevar adelante la agenda de trabajo en estos cuatro años, uno es la lucha contra el narcotráfico y las drogas.

No es casualidad que en un trabajo de la ONU el año pasado se haya definido y los jóvenes hayan establecido que las principales preocupaciones son encontrarse con un gobierno honrado y receptivo, fortalecer la salud y la educación, fortalecer en formación y la capacitación la posibilidad del desarrollo a partir del empleo, e ir en búsqueda de la lucha contra la delincuencia y la inseguridad.

Así que tienen acá a un joven, no ya con 24 o 25 años, con un poco más, 48, 49 ahora en septiembre, que está convencido del porvenir y el futuro de este país, y que la principal riqueza que tenemos en nuestra patria es cada argentino.

Hemos pasado, vos hacías mención que la crisis del 2001 te incorporó a la vida política, hemos pasado crisis, crisis y crisis. ¿Y saben qué es lo que ha logrado sobreponernos siempre a esas dificultades? El coraje, la valentía, la responsabilidad de este amor y este compromiso que cada argentino tiene por la patria. Estamos felices porque nuevos jóvenes se incorporen a esta tarea, pero sepan que nuestros adultos llevan adentro la energía y adrenalina de la misma juventud que acarreamos nosotros en nuestra edad. Ellos están dispuestos a seguir peleándola, a seguir enseñándonos cuál es el camino de estos valores, para profundizar el desarrollo de la patria.

Vamos a estar con Marcos (Peña), jefe de Gabinete del gobierno nacional, cerrando luego a la tarde. Les auguro una jornada positiva, productiva, proactiva. Sé que representan distintas camisetas políticas y sepan que ya habrá tiempo, como hubo el año pasado, de discutir proyectos políticos. Ahora el país requiere de un esfuerzo unánime, de arremangarnos y de trabajar codo a codo como lo hemos comprometido aquí en la provincia, de la calle hacia el escritorio. Por eso felicito esta actitud. Decías vos: ‘Dejé de ser un porteño para conocer y comprender toda la patria’. Así trabajamos nosotros y esto es lo que hemos comprometido, un trabajo de la calle a los escritorios, empezando siempre en acciones de gobierno por los que menos tienen. La prioridad en la atención de gobierno siempre fue, es y será el que menos tiene.

Y la principal alianza que nos garantiza igualdad de oportunidades es la educación. La educación es la alianza entre el docente que quiere enseñar y el alumno que quiere aprender. En el fortalecimiento educativo nos jugamos el desafío de que en este país, de la mano de esa herramienta que es la educación, todos los argentinos tengamos igualdad de oportunidades. Ese es el motor del desarrollo, no es la droga, la violencia, ni la delincuencia. Sí es la educación, una buena salud, acompañadas -claro que sí- de una gran revolución cultural y deportiva que tenemos que llevar adelante a lo largo y a lo ancho de todo el país, para que nuestros argentinos en el espacio libre tengan al alcance de la mano no la droga, sino el deporte y la cultura, para que cada día un argentino menos entre en la droga y para que cada día un argentino más salga de la droga.

Les auguro una excelente reunión en el día de hoy y que cada uno en su provincia tenga la mejor gestión de gobierno en estos cuatro años. Gracias por haber elegido Villa La Angostura.