Se realizó una jornada de intercambio de experiencias entre el ministerio de Desarrollo Territorial y la Unidad para el Cambio Rural (UCAR). Allí se resaltó la importancia de la provincia en el desarrollo de proyectos de infraestructura pública para la zona rural.

Con la presencia de unas 80 personas, entre autoridades y técnicos, se realizó ayer la jornada de intercambio de experiencias y planificación entre el ministerio de Desarrollo Territorial y la Unidad para el Cambio Rural (UCAR). Durante el encuentro, se destacó el rol de Neuquén en el desarrollo de proyectos con financiamiento internacional, se presentaron nuevos instrumentos que podrían ser implementados en la provincia y se repasaron acciones en marcha en el ámbito de la producción.

La UCAR, que depende del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, es el organismo encargado de canalizar a las provincias diferentes líneas de financiamiento internacionales, como el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap) o el Proyecto de Desarrollo Rural de la Patagonia (Proderpa), ambos con implementación en Neuquén.

La apertura de las actividades que se desarrollaron en el Centro PyME-Adeneu estuvo a cargo del ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, el subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, y el coordinador Ejecutivo de la UCAR, Jorge Neme.

Bertoya destacó que “esta actividad es muy importante porque los recursos nos permiten trabajar en cuestiones de infraestructura para equilibrar el desarrollo en todo el territorio provincial y tener programas específicos que posibilitan que distintas actividades se consoliden”.

Agregó que “desde la UCAR recibimos una ayuda muy importante en situaciones difíciles que tuvimos que atravesar como la sequía y la caída de ceniza por la erupción del volcán, para asistir a pequeños y medianos productores. En definitiva, son programas que nos permiten atender la demanda y la proyección de crecimiento de gran parte del territorio provincial, fundamentalmente del sector rural”.

Sobre el encuentro que permitió aglutinar en una jornada de trabajo a técnicos de Nación y provincia, Bertoya consideró que “estos ámbitos son de gran valor porque agilizamos la toma de decisiones, las vías administrativas, y fundamentalmente se genera empatía entre las personas, permiten un conocimiento más acabado y un mejor uso de los recursos”.

“Un socio estratégico”

Raúl Castellini, responsable del área Gestión de Programas y Proyectos de la UCAR, manifestó que “este encuentro para nosotros es muy importante, porque la provincia en este momento es un socio estratégico de peso para la UCAR, más aún en el marco del Prosap donde en la cartera que financia el Banco Mundial más del 25 por ciento de los recursos están asignados a Neuquén a través de la ejecución de cuatro proyectos de infraestructura pública”.

Los proyectos de referencia son la electrificación rural de Añelo, la segunda etapa de electrificación en otras áreas de la provincia, el de desarrollo pecuario y comercial que contempla infraestructura para faena, y el de modernización del sistema de riego de San Patricio del Chañar.

Castellini agregó que “esta situación nos permite gestionar nuevos préstamos, nuevos recursos para poder redoblar el financiamiento en el mediano plazo”. En este sentido, cabe destacar que durante el encuentro se presentaron nuevas alternativas de financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en las áreas forestal y vitivinícola pasibles de instrumentar en Neuquén.

Por su parte, el subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, indicó que “a través de la UCAR están llegando a Neuquén inversiones millonarias en obras y proyectos de desarrollo, por lo que el desafío de la provincia junto a la Nación es hacer que esos fondos lleguen y permitan resolver los problemas de los productores”.

En cuanto a la metodología de trabajo de la jornada, contó que “primero se hicieron dos presentaciones generales, en principio se expusieron las principales líneas crediticias que financian estos proyectos. Luego el trabajo se realizó en distintas mesas: Ganadería y Desarrollo Rural, Desarrollo Forestal, Desarrollo Frutícola y Desarrollo Vitivinícola”.

En esos ámbitos se presentó la estrategia de intervención de la provincia en esas áreas, se debatió la coordinación de instrumentos y la planificación de acciones por delante.