Representantes del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Nación estuvieron ayer en la región para interiorizarse de los principales aspectos del empleo local. El ministro José Brillo participó del encuentro, que se realizó en Cipolletti.

El ministro de Producción y Turismo, José Brillo participó ayer de una reunión en el municipio de Cipolletti con el subsecretario de Políticas de Empleo y Formación Profesional del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Nación, Conrado Reinke.

Estuvieron presentes, además, el secretario de Estado de Trabajo de Río Negro, Lucas Pica; y el subsecretario de Trabajo de Neuquén, Ernesto Seguel; entre otros funcionarios, y representantes de cámaras empresarias y sindicatos.

Al finalizar el encuentro, Brillo explicó que el encuentro tuvo como objetivo “analizar la situación de la fruticultura en particular y del empleo vinculado a este sector, por lo que planteamos varias instancias”. Además, destacó “las permanentes visitas de los distintos ministerios nacionales”.

En relación con los aspectos estructurales, aseguró que “estamos trabajando para ver reformas importantes en el tema impositivo, en las cargas laborales que son realmente pesadas para el productor; el tema arancelario de determinados países que está impidiendo exportar o cuestiones de tipo sanitarias como el caso de Brasil o Canadá para la cereza, que están restringiendo las exportaciones neuquinas”.

Dijo que forma parte de ese análisis la incorporación de tecnología y expresó que “para esto habría que eliminar aranceles e impuestos a la importación de tecnología que hoy se está usando en el mundo y que es fundamental, porque construirla nosotros nos demoraría mucho tiempo. También estamos trabajando para poder generar mejores condiciones para la producción, mejorando el riego, incorporando más variedades, mejorando las condiciones de sanidad para la fruta; y el valor agregado, cuestión fundamental, porque hoy la franja o el margen es muy grande, el productor percibe aproximadamente una décima parte de lo que se cobra en góndola”.

Por otra parte, se plantearon cuestiones coyunturales relacionadas con fenómenos climáticos “que han azotado la región con granizo, heladas, que nos han afectado muchísimo y nos han diezmado la producción”, con lo cual “el trabajo se ve restringido a pocos días, porque los trabajadores generalmente realizan un trabajo intensivo durante pocos meses al año”, agregó.

Por este motivo, sostuvo que se buscará contar “con una serie de incentivos por parte del ministerio de Trabajo de la Nación que nos permita contener a los productores y a los trabajadores desde el punto de vista social, con los programas Repro (Recuperación Productiva), de los cuales se definirá una cantidad importante para Río Negro y Neuquén”.

“A partir de la declaración de emergencia que ha hecho el gobernador Omar Gutiérrez para el sector frutícola por estos eventos climáticos, el ministerio de Trabajo de la Nación nos ayudará a neuquinos y rionegrinos a mantener la fuerza laboral y a mantener la producción dentro de lo que nos ha quedado”, expresó Brillo.

También se abordaron cuestiones relacionadas con el sector minero: el proyecto de oro de Andacollo y el de potasio Río Colorado que comparten Mendoza y Neuquén, entre otros temas.

Estuvieron presentes, además, el jefe de la gerencia de empleo de la delegación de Trabajo de la provincia de Neuquén, Lucas Castelli; el secretario general del Sindicato de Obreros Empacadores de Fruta de Río Negro y Neuquén (Soefrnyn), Rubén López; y el delegado regional de Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) de Río Negro y Neuquén, José Luis Liguén.

También se abordaron cuestiones relacionadas con el sector minero: el proyecto de oro de Andacollo y el de potasio Río Colorado que comparten Mendoza y Neuquén, entre otros temas.