Analizan la posibilidad de introducir la olivicultura en Añelo

marzo 9, 2010

Técnicos del ministerio de Desarrollo Territorial, ArgenINTA y el Consejo Federal de Inversiones recorren desde ayer unas 4500 hectáreas para evaluar la factibilidad de incorporar el cultivo del olivo como una nueva alternativa productiva en la provincia.

El ministerio de Desarrollo Territorial, a través de la dirección provincial de Cooperación Técnica y la subsecretaría de Producción y Desarrollo Económico, inició un estudio para determinar la posibilidad de incorporar el cultivo del olivo en Añelo. Entre otras pruebas, harán un análisis sectorial de la cadena del olivo, involucrando un examen técnico-comercial y evaluando su adaptación a las condiciones edáficas y agroclimáticas de la zona.

El estudio está a cargo de un equipo de profesionales de la fundación ArgenINTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), liderado por el ingeniero agrónomo Facundo Vita Serman. El financiamiento proviene del Consejo Federal de Inversiones (CFI).

El equipo técnico también esta compuesto por el coordinador de Política Frutihortícola del ministerio de Desarrollo Territorial, Roberto Clementi; miembros del centro regional Patagonia Norte del INTA; el especialista en Climatología de la Universidad Nacional de Buenos Aires Eduardo Sierra; el especialista en suelo, Hernán Baberis; la representante del CFI, María Eugenia Gallego; y dos ingenieros del INTA local, Juan Kilsling y Carlos Potgorni.

Desde ayer, lunes 8 de marzo, el equipo consultor está recorriendo el área de estudio, que tiene una superficie aproximada de 4.500 hectáreas, ubicadas en la localidad de Añelo. Junto con esa recorrida, instalaron y pusieron a punto una estación que recopilará información agrometeorológica indispensable para el desarrollo del examen.

También aplicaron 25 sensores en el área estudiada y, dentro de un mes, realizarán las primeras extracciones de muestras de suelo. Se estima que el análisis completo tendrá una duración de un año, aproximadamente.

El objetivo de este estudio es favorecer la capacitación de profesionales locales en el manejo del cultivo olivícola, para analizar la posibilidad de introducir ese cultivo como una nueva alternativa productiva en la provincia.
Sobre el proyecto

El CFI está impulsando en todo el país un plan estratégico olivícola nacional, que requiere del trabajo conjunto de los técnicos y los productores beneficiarios. En su proyecto, los directivos del organismo mencionan que el 80 por ciento de la producción argentina se exporta a granel hacia Brasil, mientras que Estados Unidos lo requiere para la industria de la salud.

En agosto de 2008, las autoridades del ministerio de Desarrollo Territorial se reunieron con representantes del CFI y el INTA para poner en marcha un estudio de factibilidad de la producción olivícola en Neuquén.

La provincia puede adherir al plan nacional a partir de la evaluación de la producción, los recursos humanos y la industrialización que se están realizando en este momento en la provincia. El desarrollo de la actividad requiere un análisis sobre el potencial de la zona según las condiciones del suelo, la forma de riego y las características climáticas. Por otra parte, teniendo en cuenta el fin comercial del cultivo, también habrá que seleccionar entre las 15 especies de olivo que se producen en la Argentina.