La subsecretaría de Seguridad llevó a cabo operativos en las rutas neuquinas durante fin de semana largo de carnaval y como parte del Operativo Pehuén.

Los operativos de asistencia y prevención se desplegaron sobre la ruta nacional 237 en los sectores de Bajada Colorada, Piedra del Águila, Huayquimil, Collón Cura, Confluencia Traful, Villa Llanquín; la 234, desde Collón Cura hasta La Rinconada y la 40 Norte en las localidades de Zapala, Las Lajas y Chos Malal. También estuvieron presentes en la ruta provincial 9 que se dirige a Taquimilán y en la 13.

A la vez, se implementaron puestos preventivos para acompañar el regreso seguro a casa, en la zona de Chocón Medio, Arroyito y Senillosa y con el fin de brindar asistencia a los turistas que se movilizaron hacia los distintos destinos de la provincia. El martes en los puestos de control preventivo se registró un promedio de 1.500 vehículos por hora, entre las localidades de Villa El Chocón y Senillosa.

También se hicieron más de 120 controles de alcoholemia en Piedra del Águila, con el interés de concientizar sobre la importancia de no consumir alcohol cuando se conduce un vehículo. Estos controles fueron coordinados por la dirección de Seguridad Vial y Policía del Neuquén.

En tanto, se realizaron operativos disuasivos en las calles troncales de la ciudad de Neuquén. Los mismos fueron coordinados con Policía del Neuquén, con el fin de desactivar picadas ilegales en la vía pública.

Los agentes de seguridad vial, dependientes del ministerio de Gobierno y Seguridad, llevaron a cabo trabajos de asistencia y prevención que incluyeron la asistencia a automovilistas.

Lucas Gómez, director provincial de Seguridad Vial, destacó la labor llevada a cabo por los y las agentes de la dirección, que trabajaron en la ruta día y noche para poder implementar estos operativos, que permiten mejorar la transitabilidad y reducir la siniestralidad vial.