Los trabajos ya fueron finalizados y requirieron una inversión superior a los cinco millones de pesos. Se beneficiarán 150 nuevos alumnos.

La escuela especial Nº 20 de Neuquén capital ya cuenta con dos nuevas aulas y dos talleres que beneficiarán a 150 nuevos alumnos. La obra de ampliación sumó 260 metros cuadrados al establecimiento y de mandó una inversión de 5.380.000 pesos.

El sistema constructivo utilizado fue el tradicional, con fundaciones zapatas corridas con estructuras de hormigón armado, columnas y vigas acordes a las reglamentaciones antisísmicas Cirsoc, siguiendo el lineamiento arquitectónico del edificio existente.

Los muros exteriores se construyeron en ladrillo común con traba belga en su cara exterior y revoque fino en su cara interior. Los muros interiores fueron terminados con revoque grueso y fino.

La obra contempla la continuación de la morfología previa con un pasillo de circulación central y aulas a cada lado de la misma.

Para los techos se utilizó chapa trapezoidal sobre vigas metálicas de chapa doblada, con pendiente de libre escurrimiento en todos los casos. Los cielorrasos utilizaron placas de roca de yeso con junta tomada y desmontable tipo durlock.

Las nuevas aulas y talleres poseen bachas, por lo que en cada una de ellas se realizó la ampliación de la red de agua y de cloacas.

La instalación eléctrica contempló la  colocación de luminarias interiores con su cañería correspondiente y la ampliación de la capacidad, tanto del tablero principal como de los seccionales. En todos los casos se observó la inclusión de disyuntores diferenciales junto a las llaves térmicas.

Para el sistema de emergencia se colocaron matafuegos triclase con su respectiva señalética y puertas con kit antipático.

Para el sistema de emergencia se colocaron matafuegos triclase con su respectiva señalética y puertas con kit antipático.