La actividad se llevó a cabo este mañana entre las 9 y las 11 y contó con la participación 250 alumnos y docentes de las escuelas de nivel inicial, primario y medio de la provincia.

Durante la mañana de hoy, alumnos de escuelas de Neuquén y Plottier sembraron cinco mil alevinos de truchas arco iris en el río Limay. La actividad se llevó a cabo entre las 9 y las 11 de la mañana y contó con la participación de docentes y alumnos de las escuelas de nivel inicial, primario y medio de la provincia.

La iniciativa fue organizada por el Centro de Piscicultura de Plottier y forma parte de las acciones educativas que realiza la subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible dependiente del ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos.

De la siembra de 5000 alevinos en el paraje y balneario La Herradura participaron 250 alumnos del CPEM Nº 8 de Plottier; del Colegio Nº 196 de Neuquén capital, y niños de un jardín de infantes de la localidad de Plottier.

El director provincial de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Roberto Caro, se mostró muy satisfecho con el desarrollo de la actividad e indicó que el balance fue muy positivo. “La jornada comenzó con una exposición de técnicos de piscicultura que abordaron los cuidados y preservación del río con un posterior intercambio de conceptos con los alumnos” comentó y agregó que “finalmente los estudiantes realizaron la siembra de alevinos como culminación de un trabajo educativo previo que comenzó con la observación del desove de los alevinos en los meses de junio y julio, y en la elaboración de un trabajo de investigación áulico con sus docentes”.

Por su parte, el director de Educación Ambiental y Participación Ciudadana, Sergio Boccardi, destacó la importancia de la actividad práctica realizada por los chicos y refuerza el trabajo que viene realizando la subsecretaría con el Consejo Provincial de Educación (CPE) de instalar dentro de los planes de estudio de la provincia, el área de Educación Ambiental”.

Finalmente, el jefe del departamento de Piscicultura de Plottier, Gustavo Heredia, manifestó que esta actividad representa “un pilar fundamental para la educación ambiental” e indicó que “los alumnos fueron los encargados de realizar la introducción de truchas arco iris en el Limay”. “Este tipo de actividad favorece el compromiso de los chicos con el medio ambiente” dijo.

El programa constó de dos etapas. La primera se basa en la limpieza y recolección de residuos sólidos y la segunda fue la siembra educativa, que consistió en la liberación de los alevinos al río Limay.

Las escuelas participantes ya realizaron un trabajo previo que consistió en la observación del desove de los alevinos en los meses de junio y julio, y en la elaboración de un trabajo de investigación áulico con sus docentes.

La próxima siembra educativa de alevinos de truchas arco iris está programada para el 22 de noviembre en el balneario La Herradura, con la participación aproximada de 400 alumnos.