Todos los días se reciben entre diez y veinte consultas sobre nuevas modalidades de posibles estafas telefónicas. Por este motivo, desde Protección al Consumidor sugieren a los vecinos y vecinas que no brinden contraseñas ni datos personales.

A raíz de diversos reclamos y consultas, la dirección provincial de Protección al Consumidor del ministerio de Ciudadanía informó sobre cuatro nuevas modalidades de estafas telefónicas que se repiten en distintas ciudades de la provincia.

Tres ciudadanos concurrieron a la oficina de Protección al Consumidor para detallar los hechos y un cuarto realizó la denuncia en la Dependencia de de Cutral Co. Todos declararon que fueron receptores de falsas comunicaciones con engaños sobre supuestos pagos de deudas u ofertas.

Una damnificada de Cutral Co contó que recibió un llamado telefónico de un estudio jurídico manifestando que debía abonar 180 mil pesos por un plan de autoahorro dado de baja tres años atrás. El estafador ofreció reducir esa deuda a 28 mil pesos si aceptaba pagar con tarjeta de crédito y en tres cuotas, pero para ello le solicitaba foto del frente y dorso de la tarjeta. La mujer aseguró que todos los datos brindados en la comunicación eran correctos, es decir que quien llamó tenía información sobre ese plan de ahorro.

El segundo testimonio tiene que ver con la oferta de un producto a través de las redes sociales. Los estafadores se mostraron interesados en el producto y solicitaron al vendedor un CBU para depositar la suma de dinero pautada. Hasta ese momento parecía una situación habitual en una negociación. Al realizar el depósito del importe acordado, pidieron una suma mucho más alta para luego decirle a la victima que se equivocaron y que necesitaban que vaya al cajero para devolverle el excedente, pidiéndole la clave token.

La clave token es un código que ofrece un segundo factor de seguridad en el homebankig para poder realizar distintas operaciones. Entre otros aspectos, permite aumentar el límite de transferencias, blanquear el PIN y realizar una transferencia por primera vez a una cuenta nueva sin necesidad de dirigirse a un cajero. Una vez que los estafadores obtienen esa clave, se ocupan de vaciar la cuenta sin que el titular de ésta lo advierta.

En la tercera estafa, desconocidos llamaron expresando interés en comprar un producto publicado y prometieron transferir una seña. Luego enviaron una foto del cajero en la que figuraba que se había superado el monto diario permitido por el Banco Nación y que la transferencia había quedado suspendida.

Después de varias horas, los estafadores volvieron a comunicarse pero esta vez personificando a un representante del banco, quien explicó que para “descongelar” la transferencia debía dirigirse a un cajero e ingresar un código que ellos proporcionaron. Asimismo, solicitaron a la víctima informar el horario en que realizaría el trámite para poder percibir el dinero del supuesto depósito virtual. Ese código permite que los estafadores ingresen a la cuenta y vaciarla pero también pueden solicitar un crédito personal que es otorgado en el momento y que inmediatamente lo transfieren a su cuenta bancaria.

En otro caso, los delincuentes se hicieron pasar por una empresa de telefonía móvil y manifestaron que había aumentado el abono mensual. Advirtieron que la llamada estaba siendo grabada y avalada por Defensa al Consumidor y dieron la opción de cambiar de compañía. Al acceder al cambio, solicitaron todos los datos a la víctima, desde el DNI hasta el CBU para poder debitarle de su cuenta todos los meses, generando de esa manera el fraude.

Por estos motivos, la dirección provincial de Protección al Consumidor aclara que no tiene relación alguna con las empresas de telefonía móvil y advierte a la ciudadanía para que no brinde datos personales e intransferibles a otras personas y/o entes. Asimismo, ningún organismo nacional o provincial puede realizar un llamado solicitando información bancaria, claves o depósitos de dinero para avanzar con pagos o cancelaciones de deuda.

Ante cualquier consulta, las y los consumidores pueden acercarse de 8,30 a 13 a la oficina de Defensa del Consumidor, ubicada en Perito Moreno 334 1º piso de la ciudad de Neuquén. También pueden llamar al teléfono 0800-222-2667 o enviar mensaje por WhatsApp al 299-5958167. Además, pueden ingresar al sitio web del organismo www.defensaconsumidornqn.gob.ar y la página de Facebook: Defensa del Consumidor Neuquén.