Así lo confirmaron desde el Servicio Meteorológico Nacional y la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas. Desde hoy y hasta el viernes se intensifican los vientos en el centro norte de la provincia con ráfagas de hasta 110kilómetros por hora. Para la región de los Lagos, se esperan abundantes lluvias y nieve en montaña.

Desde la subsecretaria de Defensa Civil y Protección Ciudadana, dependiente del ministerio de Ciudadanía, se informó que se coordinarán tareas de monitoreo y evaluación constante del fenómeno climático, que se llevarán a cabo a través de las 28 direcciones municipales de Defensa Civil y demás organismos de prevención desplegados en el territorio provincial.

El organismo emitió hoy una alerta para toda la provincia del Neuquén en virtud del ingreso de un frente frío con lluvias y viento en la zona Cordillerana y de los lagos. Durante las próximas 48 horas viento fuerte y ascenso de la temperatura en Valles y Meseta.

Según el parte emitido por el Servicio Nacional de Meteorologíaa desde hoy y hasta el viernes inclusive las ráfagas de viento podrían alcanzar hasta 110 kilómetros por hora sobre el centro norte de la provincia abarcando las jurisdicciones de Zapala y Chos Malal. El alerta también incluye abundantes lluvias y nevadas en la cordillera neuquina, con viento blanco en alta montaña.

Recomendaciones

Defensa Civil provincial emitió una serie de recomendaciones. Ante vientos de gran intensidad conviene, si se encuentra dentro del hogar, cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos. Retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente.

En caso de encontrarse en la calle, es conveniente alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan llegar a desprenderse y tomar precauciones delante de edificaciones en construcción o en mal estado. Abstenerse de subir a andamios o escaleras sin las adecuadas medidas de protección.

Evitar los desplazamientos por rutas afectadas por los fuertes vientos y si es necesario hacerlo, extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía. En rutas y caminos puede haber polvo en suspensión, lo cual reducirá la visibilidad. Es recomendable informarse de las condiciones meteorológicas en la zona a la que se dirige.

La nieve o lluvia alteran significativamente las condiciones de transitabilidad. Ante estas condiciones meteorológicas adversas consulte el estado de rutas, chequee el estado del vehículo a conducir, respete las velocidades máximas y distancias de frenado.

No se debe olvidar llevar siempre elementos de seguridad, herramientas, alimentos ricos en calorías, abrigo y agua caliente, estos elementos son necesarios para transitar sobre las rutas afectadas por estas condiciones climáticas.