La iniciativa pertenece al hospital de Las Ovejas y fue presentada en el III Encuentro Nacional de Agentes Sanitarios que se está desarrollando en Villa La Angostura. El objetivo es construir una red de atención de las familias trashumantes, con estrategias que faciliten las tareas de prevención y reducción de daño.

 

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que los agentes sanitarios del hospital de Las Ovejas presentaron un proyecto para implementar una planilla de registro para las familias trashumantes de la zona Norte de la provincia del Neuquén. Fue en el III Encuentro Nacional de Agentes Sanitarios que se desarrolla en Villa La Angostura hasta hoy.

En toda la provincia se tiene nominalizada a 400 familias de trashumantes; y en el área norte residen cerca de 150. La presentación del proyecto ‘La Trashumancia mueve a la Salud Pública. El desafío de revisar nuestras prácticas para construir una red de atención de la familia criancera’ estuvo a cargo de los agentes sanitarios Federico Muñoz, Samuel Bravo, Héctor Ormazábal y Lihue Sprumont.

El objetivo es identificar problemas y soluciones en conjunto para construir una red de atención de las familias trashumantes, con estrategias que faciliten las tareas de prevención y reducción de daño. Además se busca revalorizar el rol del agente sanitario teniendo en cuenta sus abordajes rurales, su conocimiento de la cultura local, del territorio y de los procesos de salud y enfermedad de la población para guiar al resto del equipo.

Samuel Bravo, agente sanitario del puesto de Butalón -con casi 100 habitantes-, expresó su preocupación por la atención que recibe la población trashumante. “Ellos pasan seis meses en la invernada y unos 15 a 25 días arreando a sus animales a la veranada, donde pasan unos cinco o seis meses, y después vuelven a las invernadas. Recorren entre 150 y 200 kilómetros, van y vienen todo el año”, mencionó.

En época de verano es cuando hay más movimiento de gente en la zona Norte por vacaciones, festividades o trashumancia; con el mismo recurso humano para mayor atención en una población dispersa.

El agente sanitario de Manzano Amargo, Lihue Sprumont indicó que a este grupo “los atendíamos como poblaciones independientes” y explicó que cada familia trabaja la tierra y proyecta su vida en las invernadas, en su lugar de origen y luego arrea su ganado a tierras más fértiles. “Lo que pasa es que se atienden en las invernadas y no llegan los registros a las veranadas, entonces no sabemos a qué población atender ni qué medicación llevar, cuántos son de familia o si tienen agua potable”, dijo.

Por su parte, Héctor Ormazábal reveló que los agentes que trabajan en el área programa del hospital de Las Ovejas “no conocen completamente la población que migra anualmente. Hasta la fecha se ha podido divisar en toda la provincia del Neuquén 400 familias de trashumantes, siendo cerca de 150 familias las que llegan al área norte. Estos son datos tentativos”.

Una historia clínica del trashumante

Ante esta realidad, y para poder nominalizar a la población trashumante y brindarle una atención universal y de calidad, se propuso la metodología de implementación de una planilla de registro. Cada hospital enviará las planillas de las familias que van a ir a veranar y de esta manera se tendrá un control de cuántos son, si tienen patologías, si deben administrarle medicación, si tiene animales, agua segura, y con qué frecuencia se deberán realizar las visitas en esos meses.

“La planilla va a ser la historia clínica del trashumante”, explicó Federico Muñoz y resaltó el apoyo de los directivos y compañeros impulsándolos a realizar este proyecto. Una vez que comiencen con el registro en las planillas las van a digitalizar y trabajar en red con los otros hospitales. En el año 2017 comenzará la prueba piloto. “Es muy importante que ellos hayan visualizado a la planilla como un instrumento útil a futuro en el trabajo cotidiano que hacemos en el área rural”, señaló. También se tiene previsto incorporar un GPS en el área, que será utilizado para geo-referenciar a las familias.

La trashumancia, es decir el movimiento de la comunidad de un lugar a otro para trabajar con los animales, arranca a fines de octubre y se extiende hasta fines de marzo-abril. Moviliza gran cantidad de población de las zonas II y III, que recorre grandes distancias.

Intercambio de experiencias

El hospital de Las Ovejas pertenece a Zona Sanitaria III y tiene 60 empleados. De él dependen  dos centros de salud, con dos enfermeros en forma permanentes cada uno, más tres puestos sanitarios con un agente sanitario cada uno. El equipo de trabajo del área programa está integrado por Federico Muñoz, Samuel Bravo, Héctor Ormazábal, Eleuterio Bravo, Isidro Morales, Alicia Arévalo, Lihue Sprumont, Sandra Garrido, Georgina Terranova y Rocío Durán.

Del Encuentro de Agentes Sanitarios participan desde diciembre de 2015 personal de salud de la Zona Sanitaria III (Chos Malal, Andacollo, Las Ovejas, Butalón, Huinganco, Manzano Amargo, Varvarco, entre otros parajes). El objetivo es intercambiar realidades y experiencias, con el fin de crear una red con conciencia del territorio como espacio social, donde circula información útil para coordinar el trabajo y asistir a las familias trashumantes.

El próximo encuentro zonal es el 17 de octubre en El Cholar. Allí se evaluarán todas las actividades del año, conclusiones y proyecciones a futuro.