Personal del área Centro de la ciudad capital analiza el Régimen de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar Situaciones Violentas en el seno familiar.

Agentes del ministerio de Salud participan en la tercera etapa del plan de capacitación de la ley Nº 2785 de Régimen de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Familiar. La iniciativa está destinada a agentes públicos de la zona Centro.

La convocatoria a nivel provincial la realizó el ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo con la intención de finalizar en el transcurso del año la capacitación en toda la provincia. Para ello continuarán el plan iniciado en 2013, llegando a las zonas que aún no fueron abarcadas.

En primera instancia se programaron cinco encuentros en la zona Centro destinados a personal de Salud, Educación, Poder Judicial, Desarrollo Social y Policía, entre otros sectores, para concretar el plan en Plaza Huincul, Cutral Co, Villa El Chocón, Picún Leufú y Piedra del Águila. El primer encuentro se desarrolló el viernes 6 de junio en Plaza Huincul.

Las siguientes capacitaciones para esa zona serán el 4 y 25 de julio, y el 8 de agosto. Luego, durante los meses de agosto a diciembre, continuarán en zona metropolitana, ciudad de Neuquén, zona Sur y zona Norte.

Desde Salud participan agentes como asistentes y como docentes en algunos módulos. Estos últimos incluyen: el encuadre teórico; la violencia familiar como vulneración de los derechos humanos; marco legal; intervención específica por áreas; y cooperación interinstitucional, trabajo en red y coresponsabilidad.

La formación surge en el proceso de reglamentación de la ley, y luego se plasma en el decreto reglamentario como una continuidad de las acciones que se realizan en el marco de la aplicación de la ley de capacitación Nº 2212.

Desde esa experiencia, se proyecta una propuesta de capacitación que hace posible que las personas involucradas en la detección, atención y contención de familias en situación de violencia, tengan instrumentos, diseñen sus articulaciones y tomen las indicaciones que la Ley les designa.

La asesora de Gestión del ministerio de Salud y representante del área en la Comisión Interinstitucional para la colaboración en la implementación de la Ley Nº 2785, Laura Jara, indicó que “el proceso de capacitación tiene la particularidad de reunir agentes públicos y pretende ofrecer coherencia discursiva y operativa”.

Las acciones para atender las situaciones de violencia y en particular la violencia familiar, “nos involucra para coordinar acciones que salvaguarden el derecho de protección que tienen las personas en situación de vulnerabilidad”.

En ese marco, “la capacitación es el elemento esencial y necesario para que cada institución gane efectividad propia y en el proceso se articule con eficiencia, para que no queden intersticios que perpetúen la violencia como modo de resolver las tensiones familiares”, concluyó Jara.