Se busca generar un marco institucional para compartir información y poner a disposición recursos humanos, materiales y financieros. Se contará con la asistencia técnica de la Universidad Nacional del Comahue.

En una reunión que se llevó a cabo este mediodía en dependencias del ministerio de Desarrollo Territorial, representantes de la Nación y de la Provincia del Neuquén firmaron un acuerdo de cooperación para el relevamiento y la regularización de las tierras rurales utilizadas por los crianceros trashumantes de la zona.

De la firma del documento participaron el titular de la subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, Emmanuel Guagliardo, el delegado provincial de esa subsecretaría Ernesto Lagos; el subsecretario de Tierras de la provincia, Eduardo Ferraresso; el mediador nacional Luis Ayala y el director provincial de proyectos de Inversiones, Eduardo Matkovich.

El objetivo del trabajo interinstitucional es el establecimiento de los lineamientos generales de asistencia y cooperación para fomentar y desarrollar políticas integrales de regularización de las tierras rurales y de desarrollo de los crianceros.

“En principio este acuerdo es la manifestación de la voluntad política entre las partes para avanzar en un plan que regule el sistema trashumante en la provincia. Es la primera vez que en la provincia de Neuquén se toma una decisión de esta naturaleza”, señaló Ernesto Lagos, y manifestó el compromiso de su área en para avanzar en el plan de ordenamiento territorial de las veranadas y del sistema trashumante.

Eduardo Ferraresso explicó que para alcanzar este convenio “hemos hecho casi todos los relevamientos de los callejones de arreo -que son casi 3 mil kilómetros- y nos falta el punto de llegada donde están las veranadas, que no están relevados ni georreferenciados y es allí donde a veces se desatan conflictos entre los crianceros”.

“Nosotros tenemos la obligación de ordenar esta situación y por eso trabajamos junto a Nación. Ellos nos van a aportar vehículos, técnicos y equipos de GPS así como todo lo que sea necesario para llevar a cabo este tramo que nos falta para terminar el plan de una trashumancia segura en la provincia del Neuquén”, agregó.

Finalmente destacó el aporte que realizará la Universidad Nacional del Comahue, algo que “responde a un pedido de Nación y será de gran utilidad, porque promoverá programas de investigación que aporten recursos humanos y financieros, así como la elaboración de dictámenes técnicos y trabajos de sistematización, entre otros beneficios”.