Autoridades de ADUS-IPVU firmaron un convenio con el intendente Carlos Saloniti para ampliar el salón comunitario. También participaron de la apertura de sobres para una obra de alumbrado público.

La secretaría General y Servicios Públicos informó que el presidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), Marcelo Sampablo, firmó un convenio con el intendente de San Martín de los Andes, Carlos Saloniti, para la ampliación del salón comunitario del barrio Cantera.

Los trabajos se ejecutarán con la modalidad de obra delegada al municipio, con lo cual el organismo provincial realizará los aportes económicos. El proyecto consiste en la ampliación y refacción del centro comunitario del barrio, y prevé una inversión de 3.452.551,58 pesos. La propuesta es ampliar el edificio existente en unos 20 metros cuadrados aproximadamente, además de las refacciones de las instalaciones actuales y el montaje de invernaderos.

El objetivo es brindar en el espacio una mejor atención a la comunidad. En ese contexto se pretende ampliar las prestaciones para situaciones derivadas de la emergencia sanitaria por la pandemia de la COVID-19, además de ofrecer refugio a mujeres víctimas de violencia de género intrahogar, una sala vacunatorio, atención de los promotores de salud y mejoramiento de las instalaciones de la cocina comunitaria, que actualmente elabora 100 viandas diarias.

Actualmente el barrio Cantera cuenta con 782 habitantes y 231 viviendas. Cabe mencionar que antes de la pandemia en el salón comunitario se ofrecían distintas actividades, entre ellas apoyo escolar para niñas y niños, comedor comunitario, talleres y una huerta comunitaria.

Licitaron obras eléctricas

También se llevó adelante la apertura de sobres para la obra de reestructuración de la iluminación y el proyecto ejecutivo del alumbrado público sobre el acceso de borde norte del barrio Cantera, que involucra las calles Amador y Quiroga de San Martín de los Andes. El presupuesto estimado asciende a 4.075.000 pesos y se presentaron dos oferentes.

Para realizar el proyecto, se firmó un convenio entre el IPVU, el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y el municipio. El objetivo será dar más seguridad en el barrio. La propuesta surgió de una investigación que realizaron representantes de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) en conjunto con un equipo de la Universidad de Tokio, que viajó específicamente a la localidad para colaborar en un proyecto de investigación que fue promovido por el IPVU.

Para ejecutar las obras se tendrán en cuenta una serie de recomendaciones técnicas emitidas por el EPEN, la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud (Facias) de la UNCo, y de los especialistas de la Universidad de Tokio.