Acuerdan medidas para la provisión de agua potable en la ciudad

enero 22, 2010

Se reunió este viernes por la mañana la comisión que analiza la situación del agua potable en la ciudad de Neuquén integrada por funcionarios provinciales y municipales. Se definieron medidas tendientes a mejorar la provisión, principalmente debido a los pronósticos de altas temperaturas para los próximos días.

Se reunió este viernes por la mañana la comisión que analiza la situación del agua en la ciudad de Neuquén integrada por funcionarios del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), de la subsecretaría de Servicios Públicos, de Defensa Civil provincial y municipal y funcionarios de la comuna neuquina. Se trata del tercer encuentro de estas características realizado para prevenir diversas situaciones de desabastecimiento de agua que puedan darse en la temporada estival.

Durante la reunión se decidieron de manera conjunta, provincia y municipio, algunas medidas tendientes a prevenir la falta de agua debido a las altas temperaturas pronosticadas para este fin de semana. Participaron el gerente de Servicio Neuquén del EPAS, Ricardo Pacheco y el secretario de Gobierno municipal, Raúl Dobrusín.

Entre otras medidas, desde el EPAS se incrementó la flota de camiones y la cantidad de cargadores de agua que habrá en la ciudad de Neuquén, con el objetivo de abastecer más vehículos cisterna con menor tiempo de viaje para la distribución. Además, se realiza un relevamiento en los barrios sobre la presión de la red, con el fin de prever las zonas en las que puedan surgir problemas este fin de semana, por lo que se podrá abastecer a la población que en estos momentos no tiene agua, “algunos por problemas de presión, pero la gran mayoría por no pertenecer a la red de agua de la ciudad”, indicó el secretario de Gobierno municipal.

Por su parte, el gerente de Servicio del EPAS indicó que el objetivo del encuentro es “trabajar en conjunto atendiendo fundamentalmente a aquellos sectores que están fuera de lo que denominamos el radio servido, pero que tienen un problema real de faltante del suministro”. En este sentido, aseguró que se acordaron pautas de acción, principalmente para el fin de semana, con pronóstico de temperaturas cercanas a los 40 grados, además de que “es de esperar que en el transcurso del verano podamos tener otras situaciones de extrema temperatura como las pronosticadas para las próximas 48 horas”.

Destacó que se busca “coordinar esfuerzos para lograr que la situación sea lo más llevadera posible para aquellos vecinos que están en áreas no urbanizadas con lo cual se hace imposible que tengamos un servicio regular”, dado que para que el EPAS pueda habilitar cualquier red de agua potable “debe haber una mensura que defina el espacio público, el espacio privado y a partir de ahí se pueden trazar las redes, como ocurre con cualquier servicio de esta naturaleza”, dijo.

“Mientras esas condiciones no se dan las áreas son irregulares y por lo tanto se asisten en algunos casos con canillas comunitarias, pero convengamos que el crecimiento es muy grande y esas canillas comunitarias muchas veces, principalmente en épocas de altos consumos empiezan a carecer de suministro y se complica la situación para esos sectores”, explicó.

En relación con las zonas en las que el EPAS presta el servicio de red en la ciudad de Neuquén, Pacheco aseguró que si bien “no estamos exentos de conflictos, se van solucionando conforme van apareciendo y no es una situación de crisis”. Recordó que el organismo cuenta con un centro de llamados al que los vecinos pueden comunicarse “que nos permite ir midiendo los problemas que van surgiendo en distintas partes de la ciudad de manera de ir atacando su solución conforme van apareciendo”.

Producción al límite

Pacheco subrayó que la capacidad de producción del EPAS “está al límite y en muchas ocasiones el consumo global de la ciudad es superior” a esa cantidad. Por esto, “cuando aparecen contingencias propias de un servicio de esta naturaleza como es la rotura de un acueducto, cortes de energía eléctrica, que han sido bastante frecuentes en estos últimos tiempos o temperaturas extremas como las que tenemos en los próximos días el servicio llega a una situación muy complicada y tenemos que estar más atentos, pero no tenemos posibilidades de producir más de lo que ya estamos produciendo”, dijo.

Sin embargo, destacó que cuando se ponga en funcionamiento el sistema de abastecimiento del acueducto Mari Menuco se contará con “una producción sobreabundante”, por lo que el organismo se podrá “ocupar de lleno a la distribución, que es el otro punto a atender”.

Pacheco detalló que el acueducto Mari Menuco “llevará agua potable a las actuales cisternas, es decir, que el sistema en cuanto a su distribución no va a sufrir modificaciones importantes”, respecto al actual. A partir de allí se realizará un proceso paulatino de puesta en marcha del acueducto. “No se va a poner el 100 por ciento de su capacidad de producción en un solo instante, y en un mismo momento, sino que va a ser paulatino a lo largo de los meses y obviamente eso irá generando que paulatinamente iremos desafectando los distintos bombeos que tenemos tanto en el río Limay como en el río Neuquén”, dijo.

Aclaró también que cuando comience la distribución del agua proveniente del acueducto Mari Menuco, “las cañerías no van a tener un exceso de presión porque la presión la da la altura que tienen los tanques que son los actualmente existentes, es decir, desde el punto de vista hidráulico simplemente hay que acomodar esta transición desde el cambio de un sistema a otro, pero de ninguna manera las redes van a tener una situación de sobreexigencia en cuanto a lo que es su funcionamiento”.

Medidas para la provisión de agua

El secretario de Gobierno del municipio, Raúl Dobrusín, especificó que durante el encuentro se decidió “incrementar la cantidad de cargadores de agua que habrá en la ciudad de Neuquén de tal forma de poder abastecer más camiones con menor tiempo de viaje en la ciudad de Neuquén”.

Además, “se están haciendo las pruebas con un cargador específico que podría ahorrarnos cerca de 20 minutos de viaje por cada micro, se está relevando en los barrios el problema de presión como para ver donde puede haber problemas este fin de semana” por lo que “si no tenemos ningún desperfecto técnico, vamos a poder mantener abastecido a la gente que en estos momentos no tiene agua, algunos por problemas de presión, pero la gran mayoría por no pertenecer a la red de agua de la ciudad”.

Agregó que el EPAS amplió la flota de camiones disponibles para la distribución de agua, por lo que contará con “tres camiones más de 10 mil litros”.

También se organizó un Comité Ejecutivo permanente con sede en Defensa Civil del municipio, conformado por tres representantes por la provincia y tres por el municipio, que contará con un servicio de atención en el 103 para recibir los planteos por parte de la población y puedan tomar las decisiones para brindar las soluciones técnicas necesarias para la provisión de agua. “Tratamos de que haya respuesta a los vecinos, de que puedan tener respuesta inmediata y que podamos derivar a donde hace falta”, dijo Dobrusín.