(…) Alumnos, docentes, personal no docente, ministros que nos acompañan, secretarios, subsecretarios, autoridades policiales, integrantes de la Banda de la Policía, reinas y reyes de Barrancas, Buta Ranquil y Neuquén, medios de comunicación, autoridades presentes, todo el pueblo de Barrancas.

Primero, agradecerles la oportunidad y la posibilidad de estar celebrando junto a cada uno de ustedes un nuevo aniversario de Barrancas. En aquel voto de confianza del 26 de abril del año pasado, nos premiaron con la oportunidad de trabajar codo a codo, junto a cada uno de ustedes, como decía el intendente (Juvenal Urrutia), para fortalecer ese futuro que ya llegó. Nuestros hijos y nietos tendrán la oportunidad de trabajar y parir nuevos porvenires y nuevos futuros. Hoy nos toca a nosotros, con compromiso, con amor, con respeto hacia el otro, enfrentar el desafío de seguir construyendo ladrillo a ladrillo, como lo ha hecho ‘Juve’ aquí, cada ciudad y cada pueblo para el progreso y el desarrollo.

Nosotros también hoy venimos a renovar un compromiso que asumimos el año pasado: un gobierno de puertas abiertas, de amplio tránsito en la calle, en contacto con cada uno de ustedes; un gobierno desde la calle hacia los escritorios, para poder estar en contacto permanente con ustedes, para relevar cuáles son sus inquietudes, expectativas y el verdadero pensar y sentir de todo el pueblo neuquino. Cuando recorremos el país, cuando gestionamos en el país o puertas afuera, quiero transmitirles el orgullo de ser neuquino. Tenemos la mejor provincia. ¿Por qué? Por cada uno de ustedes, por cada neuquino nacido o adoptivo. Ambos decidieron entregar la vida, para hacer grande cada pueblo, en esta tierra de oportunidades que es Neuquén.

Estamos en un proceso de desarrollo de la provincia y a un paso de dar pasos muy concretos en la diversificación de la matriz energética, económica y productiva de la provincia, para generar la accesibilidad al trabajo. El único motor de desarrollo de una sociedad y un pueblo es el trabajo. No es el alcohol ni la droga. Es, en esa búsqueda incansable de igualdad de oportunidades, la educación, la cultura y el deporte. Por eso quiero también nuevamente renovar el compromiso de llevar adelante una gran revolución de cultura y deporte a lo largo y ancho de toda la provincia, para fortalecer la identidad.

El otro día en una reunión me plantearon la necesidad de profundizar el desarrollo de la cultura. La cultura es la que nos va a garantizar el crecimiento de la identidad y en el respeto al otro, que en el otro veamos a otro neuquino, otro argentino, con el cual construir soluciones, progreso y desarrollo para nuestro pueblo.

Estoy feliz y me sumo a esta alegría de poder hoy entregar ocho nuevas viviendas. Dice el Papa Francisco que la vivienda es el lugar que nos permite encontrarnos en el día, para fortalecer la célula de cada sociedad, que es la familia; para poder entregarnos en lazos de amor; para poder compartir las dificultades. También esto se suma a los 14 módulos habitacionales para madres solteras que construimos con el Fondo Sojero, en este equipo magnífico que tiene Juvenal y cada concejal aquí en Barrancas.

Estamos trabajando en el suministro de energía eléctrica con CALF para la manzana 33. Finalizamos la planta generadora de energía eléctrica fotovoltaica y estamos gestionando, hemos conseguido el financiamiento, para llevar adelante la obra muy importante, que es la obra de restructuración de la interconexión eléctrica entre Buta Ranquil y Barrancas. Barrancas y Buta Ranquil, cada día más cerca, para acercar e integrar a los neuquinos.

Hemos terminado las obras de ampliación del centro de salud. Quiero decirles que estamos abocados y vamos a encontrar y designar el médico en carácter permanente para el centro de salud, como también una psicóloga, que se van a sumar a la asistente social que ya está trabajando en el hospital. Vamos a redoblar el esfuerzo para que estos dos profesionales a la brevedad estén en el pueblo trabajando en este centro de salud.

También sé que hay una expectativa y necesidad de seguir ampliando y continuando la construcción del centro de salud. Nos vamos a llevar la inquietud. Vamos a trabajar en el proyecto y queremos seguir ampliando este centro de salud para que cada uno de ustedes aquí cada día tenga más y mejor salud para fortalecer la calidad de vida en este querido pueblo. No tengo aún el proyecto, pero yo le pediría al ministro (de Salud y Desarrollo, Ricardo Corradi Diez) que hoy nos acompaña, que hagan el relevamiento de cuál sería la etapa siguiente, para incorporar servicios y aprovechar la capacidad que hay. Para ya cuando volvés a Neuquén, Ricardo, poder trabajar en la elaboración del proyecto ejecutivo para buscar rápidamente el financiamiento.

Estamos ampliando la planta de almacenaje y la red de gas. Vamos a sumar dos nuevos tanques más a los cuatro que tenemos actualmente en funcionamiento. Esta es una obra para mejorar la calidad y provisión de gas para el pueblo de Barrancas que en el mes de octubre va a estar finalizada y comprometemos nuestra presencia para la inauguración de esta obra importantísima para el pueblo de Barrancas.

Estamos trabajando en el refuerzo del sistema de agua potable y la ampliación de la red de distribución. El proyecto del refuerzo lo está elaborando el EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), está prácticamente finalizado y en 60 días deberíamos ya tenerlo terminado para poder buscar los fondos que sean necesarios para encarar en forma conjunta esta obra importantísima para el pueblo.

Quiero compartir también con todo el pueblo de Barrancas, que tanto con Juvenal como con todo su equipo, siempre hemos podido trabajar en equipo. Responsabilidad y esfuerzo compartido han dado lugar a acción conjunta: la iluminación, el cordón cuneta, el trabajo de los salarios de los empleados municipales; con todo el aporte, por ejemplo, en la refacción que hicimos de la comisaría con los recursos económicos que va aportando el gobierno de la provincia. Y queremos profundizar ese camino, un camino de trabajo y encuentro para fortalecer la identidad de este pueblo.

Tenemos también la posibilidad hoy de compartir una gran alegría. Teníamos hasta hace poco el proyecto técnico, los planos y hemos logrado las aprobaciones técnicas y financieras para poder dar un paso más en la licitación y construcción de un gran sueño anhelado por todo el pueblo de Barrancas, que es el CPEM 81. Hoy hemos presentado en Buenos Aires la documentación del programa Promer (Proyecto de Mejoramiento de la Educación Rural), del desarrollo técnico y financiero. Este paso es la última instancia y el que viene ya son los pliegos y el llamado a licitación para que vengan los oferentes y poder dar paso a la construcción de este CPEM.

La educación es una política fundamental. No hay posibilidad de igualdad de oportunidades si no es fortaleciendo la educación. Y queremos profundizar el desarrollo de esta educación también, que propicie y permita a los más jóvenes la accesibilidad al trabajo.

Acabamos de firmar un convenio muy importante con ciudades del centro de la provincia del Neuquén: Aluminé, (Villa) Pehuenia (y Las Coloradas). Te invito a que te acerques al Consejo Provincial de Educación para fortalecer programas educativos, cuyos contenidos tengan como objetivo generar la posibilidad de accesibilidad también al trabajo, porque queremos que nuestros hijos tengan las mismas oportunidades que nos brindaron nuestros padres y abuelos, el crecimiento y el desarrollo de cada uno de vuestros hijos aquí en Barrancas.

Me planteaban el intendente y el vicegobernador (Rolando Figueroa) la necesidad que tenían de un camión recolector de basura. Lo están haciendo con un camión alquilado. ¿Tenés el costo de cuánto saldría el camión? Estuvimos haciendo gestiones y queremos que vivan con mayor limpieza, que cuiden el medio ambiente, que enseñemos esto a nuestros hijos. Tenemos un fondo con el cual el gobierno de la provincia, vas a iniciar el trámite y te vamos a depositar la confianza con este aporte de 1.800.000 pesos para que rápidamente el municipio pueda adquirir el camión recolector.

Queremos fortalecer el desarrollo de los productores. Queremos hablarles también a los más chicos. Estamos agradecidos a cada uno de ustedes y a Dios que nos ha dado la oportunidad de trabajar para fortalecer la calidad de vida, el porvenir, el futuro de la Patria, de la provincia y de cada pueblo. Pero queremos decirles a todos que nos ayuden en esta lucha que tenemos contra los consumos problemáticos: la droga y el alcohol, el alcohol y la droga. Chicos: no se crece, ni uno progresa, ni es feliz, de la mano de esos consumos. Todos hemos tenido esa tentación al alcance de la mano. En el caso nuestro, con Rolando, que somos de la misma edad, allá por los 15, 16 o 17 años, siempre nos hemos encontrado con esa posibilidad. Yo nunca, nunca me arrepentí de haberle dicho no. Esto hay que hablarlo en la escuela, en el trabajo, en la familia, en la iglesia. Necesitamos contagiarnos de la vida misma. Dice el Papa que estos son placeres efímeros, no hay fondo, no nos lleva ni a la esquina de nuestra casa.

Por eso yo celebro esta inquietud de un montón de instituciones educativas y demás que con mucho amor, padres y maestros se acercan, por ejemplo en este lugar, a estimular la práctica del hockey para las chicas o el fútbol para los hombres. Pero también tenemos que estimular el diálogo. En este tercer siglo, que es el siglo de la convivencia y del diálogo, para ir en búsqueda de la eliminación de las injusticias, construyendo la identidad del pueblo argentino, quiero convocarlos para que trabajemos codo a codo para ganarle el partido a este flagelo en este tercer siglo, que son la droga y el alcohol.

Necesitamos de todos. No puede haber un solo neuquino ni un solo argentino distraído frente a este problema. Es un problema, como una enfermedad cuando entra en un cuerpo, que aqueja a toda la sociedad. Cuando entramos en la jornada y en el trabajo diario, queremos que cada uno de ustedes, como cuando entra a jugar un partido de fútbol o de hockey, estemos con todo el equipo completo, no nos falte un solo jugador. Por eso yo les pido a los padres y a los abuelos que renovemos el esfuerzo, con el diálogo, en la mesa, con cada uno de nuestros hijos, porque ellos son nuestro porvenir y nuestro futuro.

Pero nosotros hemos recibido una educación que es la que tenemos que transmitirles a ellos: la del amor, el respeto, la solidaridad, el coraje. Esa energía, esa polenta y esa fuerza que tiene cada neuquino para hacer grande Neuquén. Esa polenta que tuvieron nuestros padres y que han parido esta oportunidad. Lo hicieron con amor, con solidaridad, con esfuerzo, con superación frente a cada una de las dificultades, dejando definitivamente atrás el egoísmo, la indiferencia, las mezquindades o la confrontación. Son tiempos de construir soluciones.

Por eso les pido que sigamos trabajando en conjunto y en equipo. Y que en este caminar, sin lugar a dudas que habrá aciertos y errores, y cada vez que se encuentren con un funcionario del gobierno, tenga el rango que tenga, empiecen por las críticas constructivas, por lo que no está funcionando bien. Entre todos tenemos la responsabilidad de controlar la gestión de gobierno, porque hemos apoyado y aprobado una gestión de puertas abiertas, de la calle hacia los escritorios, pero codo a codo con cada uno de ustedes. Cada uno de ustedes es el verdadero protagonista de esta transformación.

Cada uno de ustedes no puede sentirse excluido ni quedarse al costado de la ruta o el camino del progreso y el desarrollo. Queremos llegar como un colectivo o un tren. No queremos llegar a los codazos a ese colectivo o a ese tren del crecimiento. Queremos llegar hermanados, queremos llegar de la mano, porque estoy convencido que juntos los neuquinos sabemos cómo hacerlo. Es probable que vayamos un poco más lento, pero sin lugar a dudas vamos a llegar mucho, pero mucho, más lejos. Contamos con el ejemplo de nuestros padres, con la crítica constructiva de cada uno de ustedes y con el trabajo solidario, amoroso y fecundo para profundizar el crecimiento de una provincia y una Patria en la cual se ha hecho muchísimo, pero lo mejor está por venir, de la mano del amor, el compromiso, el coraje y la fuerza de cada neuquino.

Feliz cumpleaños Barrancas. Sigamos trabajando como nos enseñaron nuestros padres y nuestros abuelos.